El riesgo de morir por Covid-19 aumentaría alrededor de 15 por ciento en las personas que han estado expuestas a largo plazo a la contaminación del aire, afirma un estudio internacional publicado este martes en la revista especializada Cardiovascular Research.

La investigación evalúa en qué medida la contaminación atmosférica, que ya causa muertes prematuras, podría influir en la mortalidad derivada de la pandemia de coronavirus.

Según estimaciones de los científicos, encabezados por el profesor Jos Lelievel, del Instituto Max Planck de Química en Maguncia, Alemania, hablando a nivel continental, esta proporción rondaría el:

  • 19 por ciento en Europa
  • 17 por ciento en América del Norte 
  • 27 por ciento en el este de Asia

Los resultados del estudio también señalan que la exposición a largo plazo a la polución del aire habría contribuido al siguiente porcentaje de muertes por coronavirus:

  • 29 por ciento en República Checa
  • 27 por ciento en China
  • 26 por ciento Alemania
  • 22 por ciento en Suiza
  • 21 por ciento en Bélgica
  • 19 por ciento en Holanda
  • 18 por ciento en Francia
  • 15 por ciento en Italia
  • 14 por ciento en Reino Unido
  • 12 por ciento en Brasil
  • 11 por ciento en Portugal 
  • 9 por ciento en España
  • 6 por ciento en Israel
  • 3 por ciento en Australia 
  • 1 por ciento en Nueva Zelanda

Para llegar a estos resultados, los investigadores utilizaron datos epidemiológicos anteriores de Estados Unidos y China sobre la contaminación del aire y la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, así como sobre el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS) de 2003, una enfermedad similar al nuevo coronavirus.

Para hacer sus cálculos, los científicos combinaron esa información con datos vía satélite sobre la exposición a partículas finas contaminantes(PM2.5) y datos de redes de vigilancia de contaminación del suelo. 

Los autores no establecen una relación directa de causa y efecto entre esta contaminación y la mortalidad por Covid-19.

Lo que sí señala el estudio es que las partículas contaminantes parecen aumentar la actividad del receptor ACE-2, situado en la superficie de las células e implicado en la forma en la que el covid-19 infecta a las personas.”La contaminación del aire daña los pulmones y aumenta la actividad del ACE-2, lo que conduce a una mejor absorción del virus”
Thomas Munzel, coautor del estudio