“Me meo sobre toda tu familia“, fue la expresión que usó Keith Raniere, fundador de la secta sexual NXIVM, a Emiliano Salinas Occelli por venir de un clan que se enriqueció mediante la corrupción.

El líder de la secta (que se pronuncia Nexium) que marcaba como ganado a sus esclavas sexuales fue condenado este martes 27 de octubre a 120 años de cárcel en un tribunal de Nueva York, en Estados Unidos.

Raniere, de 60 años, ya había sido declarado culpable en junio de 2019 de delitos que incluyen tráfico de personas, explotación sexual y posesión de pornografía infantil.

Tras la sentencia del falso gurú de la superación personal, resurgió el nombre de Emiliano Salinas, quien fue líder de NXIVM en México bajo el esquema de los Programas de Éxito Ejecutivo (ESP por sus siglas en inglés).

Dolia Estévez publica que Raniere deseaba que México fuera la primera “República NXIVM” a nivel mundial y Carlos Emiliano Salinas Occelli, su presidente y para concretar ese plan, el líder buscaba que el hijo del expresidente  ganara las elecciones de 2018.

Raniere quería doblar psicológicamente a Emiliano Salinas

En una columna, que aparece en el portal SinEmbargo, Dolia Estévez destaca revelaciones de Catherine Oxenberg, exintegrante de la secta Nexium y madre de una de las esclavas sexuales de Raniere.

De acuerdo con la periodista, la conjura descrita por Oxenberg en su libro ‘Captive’ explica el empeño de Raniere en doblar psicológicamente a Emiliano Salinas para convertirlo en su “peón” mexicano y le reprochó su condición de hijo del expresidente. “‘Me meo sobre toda tu familia’, le dijo Raniere, al echarle en cara venir de un clan que se enriqueció mediante la corrupción y ser parte de un legado de ‘injusticia y perversión’”Dolia Estévez

Desde el año 2000 están instalados los ESP en México y desde esa fecha se han impartido alrededor de 250 cursos de entrenamiento a un total de 8 mil personas.

Las autoridades de Estados Unidos han señalado que Salinas no operaba sólo la filial de la secta en México y su socio era Alex Betancourt Ledesma. Los dos eran parte del círculo cercano de socios y colaboradores de Raniere, pero ninguno fue vinculado a proceso por los delitos de su mentor.

Luego de que Raniere fue detenido, y tras el reportaje del diario The New York Times sobre la esclavitud sexual en NXIVM, Salinas y Betancourt renunciaron a cualquier vínculo con el acusado, pero, testigos aseguraron que los dos aparecían como participantes de ritos de iniciación en lo que era presentado como un programa de ‘coaching’ para ejecutivos.