El Congreso del Estado aprobó por mayoría este lunes un incremento a su presupuesto para el 2021 de un 6.49 por ciento.

De esta manera, el Poder Legislativo ejercerá para el próximo año 394 millones de pesos contra 370 que recibieron durante el 2020, lo que representa un aumento de 24 millones más.

Carlos de la Fuente Flores, coordinador de la bancada del PAN justificó la medida al señalar que para el tercer año legislativo vendrán una serie de despidos al ser el último año de labores de la actual legislatura.

“El presupuesto se incrementó este año se debe a tres temas principalmente, primero al tema del aumento del salario a los trabajadores sindicalizados y de confianza del tres por ciento”.

“Otro de los temas es el de las liquidaciones hay que recordar que todo el personal de honorarios y el personal de confianza se liquida cada tres años para que cada legislatura contrate a su personal y así no tengamos pasivo laboral solo personal sindicalizado”.

“Y el tercero, el incremento que tuvimos con la nueva Ley del Isssteleon, con eso tenemos más de 25 millones de aumento, y se redujo para el 2021 los ocho millones de pesos que ya llevamos como reducción para este año”.

El legislador panista manifestó que para el próximo año no harán inversión, el gasto que tendrán será solamente será para gasto corriente.

“El 2021 es difícil compararlo con el 2020 ese como quiera sube un 6.4 por ciento, siempre da un brinco por el tema de las liquidaciones, que cada tres años si afecta presupuestalmente”.

También se aprobó el presupuesto de la Auditoría Superior del Estado que es un 1.5 superior al del 2020 y quedará en 238 millones 298 mil 513 pesos.

“En el caso de la Auditoría el aumento es básicamente por las cuotas al Isssteleón, no trae inversión para el 2021, solamente trae las aportaciones para los trabajadores como patrón que es un incremento de 10 millones de pesos, como le quitamos el 100 por ciento de las inversiones comparado con el 2020, solamente trae un incremento de 1.5 por ciento”.

Ambos presupuestos fueron votados en abstención de cinco Diputados de Movimiento Ciudadano y de Claudia Tapia, del Independiente Progresista.