Trabajadores de limpieza al servicio del Metro de la Ciudad de México realizan este 10 de noviembre una protesta en la terminal Tláhuac, correspondiente a la Línea 12 del sistema, en demanda del pago de salarios atrasados.

De acuerdo con Excélsior, los trabajadores suman este martes el segundo día consecutivo de protestas en instalaciones del Metro, en las que toman el control de los torniquetes y permiten el acceso gratuito a los usuarios.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) asignados al Sistema de Transporte Colectivo (STC) observaban la manifestación, en la que participan alderredor de 60 trabajadoras y trabajadores sin impedir la toma de los torniquetes.

Los inconformes refieren que no es la primera vez que les retrasan sus quincenas y exigen a las autoridades que se pongan al corriente de sus pagos, amenazando con continuar con sus protestas y generando pérdidas al STC dejando pasar a los usuarios sin pagar su pasaje.

Los manifestantes prestan sus servicios bajo un esquema de subcontratación, también conocido como outsourcing, y están contratados por una compañía privada de nombre Multigreen. Hasta este momento, el Metro no se ha pronunciado sobre estas protestas.

Metro reporta daños mínimos por protesta de feministas

Por otro lado, el STC dio a conocer que colectivas feministas realizaron el domingo pasado protestas y algunos actos vandálicos en tres estaciones y dos convoyes del metro, las cuales no dejaron daños mayores.

Los incidentes tuvieron lugar en las estaciones Instituto del Petróleo, Politécnico y Lindavista, correspondientes a la Línea 5 del sistema, cuando alderredor de 40 manifestantes realizaron pintas con menajes en contra del machismo y la represión policial.

Además, rompieron vidrios en dos trenes del metro y dañaron algunas lámparas y amparasen los pasillos de las estaciones arriba referidas.

Previo a los hechos, las manifestantes habían asistido a una manifestación en instalaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para repudiar la violencia de género al interior de la institución educativa, pero fueron encapsuladas en calles de la alcaldía Gustavo A. Madero y no pudieron llegar a su destino.