La Dirección General de la Mujer Apodaca brindó capacitaciones con  talleres de autoempleo, para que las niñas y mujeres consigan un desarrollo personal y sustentabilidad económica,  iniciando así  su proceso de empoderamiento.

La Directora de esta dependencia, Guadalupe Elizondo, dijo que por instrucción del Alcalde César Garza Villarreal, se están brindando los cursos de corte y confección, elaboración de joyería artesanal fina, repostería y belleza, todos de forma gratuita.

Los cursos se realizaron en las  instalaciones de la maquiladora de la colonia Pueblo Nuevo en  coordinación  con el Cecaty 192, al facilitar a las y los instructores para dotar de herramientas a las participantes para que así puedan romper el ciclo de la violencia.

La funcionaria enfatizó que esta política pública tiene la misión de motivar el empoderamiento femenino y tender redes de apoyo para maximizar su potencial.

Actualmente más de 80 mujeres  participan en estas actividades, donde acatando las normas de seguridad sanitaria, previo a cada clase se les imparten pláticas de concientización y sensibilización en  violencia de género,  tipo y ámbitos, entre otras charlas para complementar su formación como emprendedoras.

“Buscamos llegar a más mujeres  para empoderarlas, que se acerquen y tomen los talleres que son gratuitos y así puedan tener una terapia ocupacional, un desarrollo personal y tener un ingreso en su economía, debido a que muchas son cabeza de familia”, detalló Elizondo.

Las capacitaciones cobran relevancia debido a que representan una herramienta para hacer frente a modalidades de violencia de género como es la violencia económica, psicológica y hasta física, aunado al acompañamiento de asesoría psicológica, legal y de trabajo social que reciben. 

Algunas de las integrantes de los cursos impartidos en la maquiladora de la colonia Pueblo Nuevo, destacaron que los conocimientos que les brindan, les permite mejorar su calidad de vida en diversos aspectos.  

“Agradecer al Municipio, al Alcalde César Garza a Lupita la Directora por estos cursos, por lo que nos enseñan en el equipo de costura al tener un trato muy amable y paciencia por parte de la maestra, que nos ayuda porque nos gusta la confección y podemos tener una remuneración, sobre todo durante la pandemia y con horarios que nos permite ser mamás y ser emprendedoras”.

“Nos ayuda mucho para cumplir nuestros sueños de emprender y además contar con las pláticas motivacionales y los temas para eliminar la violencia de género y no normalizar esa situación, y sentirnos apoyadas cuando queremos salir de una situación de violencia al darnos cuenta que tener a una pareja agresora o violenta no es normal”, señaló Yadira Plata participante del taller.