Como un homenaje a su destacada trayectoria en la cultura del Estado, el Gobierno de Nuevo León a través del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León rindió un homenaje póstumo a Alejandra Rangel Hinojosa, en el cual se anunció que el Centro de las Artes llevará el nombre de quien fuera presidenta de CONARTE.

Dicha ceremonia tuvo como cede el Patio de Honor de Palacio de Gobierno, siendo encabezada por el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón y por Ricardo Marcos González, presidente de CONARTE, quienes estuvieron acompañados por a los miembros de las familias Clariond Rangel y Rangel Hinojosa, en ceremonia a la que asistió el 

“Alejandra Rangel centró su actividad en el hombre, en ser en el mundo. Licenciada en Filosofía, maestra de Metodología de la Ciencia, a lo largo de su vida, además de sus editoriales en el periódico, que muchos veíamos como una de las escasas voces que clamaban en el desierto, en estos tiempos de estulticia, escribió también sobre literatura, cultura y análisis social”, mencionó Marcos González.

“Tuvo la visión de abanderar proyectos que hoy son fundamentales en la estructura del organismo, la creación del Centro de las Artes, la Fototeca y más específicamente la Cineteca Nuevo León“, puntualizó.

Por su parte, el Gobernador del Estado, acompañado diversas personalidades del arte y la cultura, entre ellas ex presidentes de CONARTE, como Carmen Junco, pronunció su discurso y develó la placa que será colocada en la Cineteca estatal.

“Nuevo León hoy homenajea a una gran mujer que supo hacer lo que quería hacer y que se enamoró de su hacer y le dedicó todo el tiempo que tuvo posibilidad para hacerlo y lograrlo”, refirió el Gobernador.

“Como lo dijo Ricardo (Marcos) el jardinero es el mejor profesionista del mundo porque crea vida y la va dando forma para que el resto de la sociedad vea una flor. Carolina Farías, ex presidenta de CONARTE, dijo sentirse honrada de ser partícipe del homenaje“, aseveró.

“Su habilidad para transmitir el conocimiento e impulsar la reflexión la llevaron a cumplir con creses sus objetivos y a dejar una huella profunda de su quehacer. Alejandra fue notable por su capacidad para escuchar las opiniones de consejeros y colaboradores, impulsado la diversidad y el respeto y guiando las políticas culturales para apoyar a la comunidad artística, académica y la educación”, recalcó.

También ofreció palabras don Eugenio Clariond Reyes, esposo de la homenajeada.

“Alejandra y yo fuimos una pareja dispareja, pero muy unida, trabajamos en distintas áreas, ella como Consejera y Maestra de Universidad, yo como Consejero y Maestro del Tecnológico de Monterrey, pero siempre estuvimos muy cercanos.

“Curiosamente, el caso de la Cineteca es sintomático. Un día llegó de México y me dijo que quería promover la creación de la Cineteca, en ese entonces yo era presidente del Parque Fundidora. Y le dije: ´allí tenemos unos edificios preciosos que se pueden reconstruir, yo te consigo el multipanel para que lo aísles y lo teches y le pido dinero a todos los amigos empresarios y ella prendió mecha y se puso a trabajar y logramos ese proyecto”, expresó.

“Pero siempre para mí fue un orgullo que en la cuestión cultural y educativa y particularmente en la cuestión social, el desarrollo de la gente menos favorecida haya trabajado tanto. Yo no puedo más que agradecer y recordar siempre a mi mujer que fue además de una filosofa, una gran esposa y una gran mujer”, mencionó Clariond Reyes, al recordar a su pareja de vida con quien compartió 54 años de matrimonio y ocho de novios”, finalizó.