Bad guy” marcó un antes y un después en la joven trayectoria de Billie Eilish; fue el cuarto sencillo de su aclamado álbum “When we all fall asleep, where do we go?”, canción que le dio reconocimiento y éxito internacional. Dicho tema le ha dado a la cantautora estadounidense muchos logros, como los Premios Grammy a “Canción del año” y “Grabación del año” en la pasada entrega. Ahora gracias a la canción Billie ha ingresado al exclusivo club de las estrellas más vistas.

Recientemente el video musical “Bad guy” de Billie Eilish, superó los mil millones de reproducciones en YouTube, un hito que pocas celebridades logran conseguir. En este selecto club está en primer lugar el famoso tema “Baby Shark” de Pinkfong Kid’s Songs & Stories. En segundo puesto está “Despacito”, la versión original de Luis Fonsi y Daddy Yankee, ambos con 7 mil millones y medio de visitas. 

En el top 10 están también Ed Sheeran y su éxito “Shape of you”, Wiz Khalifa con Charlie Puth por “See you again”, “Uptown funk” de Mark Ronson con Bruno Mars y Psy con su “Gangnam Style”, todos por encima de los 3 mil millones de reproducciones.

Cabe recordar que en marzo pasado “Bad Guy” fuera nombrado el sencillo mundial más vendido de 2019. La Federación Internacional de la Industria Fonográfica dio a conocer que la canción de Billie Eilish alcanzó el equivalente a 19.5 millones de ventas de descargas permanentes y transmisión de video y audio. También encabezó las listas en 15 países, agregó la organización con sede en Londres.

Billie Eilish ha tomado el mundo por sorpresa con su increíble voz y sonido desafiante de género; también es una artista que aborda temas importantes como la salud mental en sus letras que claramente resuenan con sus admiradores en todo el mundo.”, comentó Frances Moore, directora ejecutiva de Federación Internacional de la Industria Fonográfica.

Billie Eilish regresa a la música de su debut

Y la buena música de Billie Eilish continúa. Hace unos días lanzó “Therefore i am”, un adictivo hip-hop en el que ha vuelto a los sonidos electrónicos y a las melodías oscuras con las que conquistó a millones de personas en su debut.

El video musical fue filmando con un iPhone durante la madrugada en el centro comercial Glendale Galleria en Los Ángeles, California. “El video es simplemente la forma en que la canción se siente, como algo descuidada y sin realmente intentar, no lo sé, nosotros, número uno, filmamos el video con un iPhone, lo que ni siquiera queríamos hacer”, contó Billie durante una entrevista para Apple Music.

En el video en mención podemos ver a Billie Eilish corriendo dentro del centro comercial, entrando a varias tiendas, comiendo donas y más. “Básicamente soy yo corriendo por el centro comercial vacío, comiendo una dona y un pretzel, eso es literalmente. Pero como al azar, caótico, no me importa una mierda, fue muy divertido. Lo filmamos durante la noche, lo filmamos en un iPhone, apenas teníamos equipo, fue loco, fue una locura”.

La nueva canción de Billie Eilish parece tener una inspiración filosófica desde el propio título hasta su portada, en la que un busto blanco de estilo clásico se rompe en referencia a René Descartes (filósofo y matemático francés), autor del famoso “pienso, luego existo”.