La seguridad empieza a dejar de ser un problema en Nuevo León, aseguró Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno.

Si bien algunos delitos han presentado incrementos durante la pandemia de Covid-19, el funcionario estatal señaló que la entidad se encuentra cada vez mejor.

Escenario que atribuyó a la coordinación que existe entre autoridades federales, estatales y municipales, dada en el marco de las reuniones diarias de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz.

“Ya rebasamos las 500 reuniones de la mesa, ya inclusive empieza a dejar de ser un problema la seguridad“, resaltó.

“¿Cómo es que sucede eso? Por esa gran coordinación que existe, estamos muy unidos en eso, y estamos muy unidos en el tema de salud”.

Al menos en seguridad, dijo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón y los presidentes municipales trabajan de manera coordinada.

Situación que se ve reflejada en la mesa estatal y las siete regionales, aunado a la baja en los índices delictivos.

“Todas las instituciones estamos todos los días velando por la seguridad del pueblo de Nuevo León y creo que eso es el exactamente el camino que se debe seguir”.

“Lo hace el presiente, lo hace el gobernador y lo hacen los presidentes municipales en todas las mesas que tenemos, siete regionales y la estatal”.

“Se necesitan más recursos, si, pero estamos muy unidos”.

Cuestionado sobre la actitud del mandatario federal respecto a causar división de cara al proceso electoral, reiteró que el Estado siempre convocará a la unidad y la concordia y no al enfrentamiento o la lucha.

Los procesos electorales, recordó, solo suceden cada tres o seis años y no tienen nada que ver en la vida de las instituciones, al menos no por un período mayor a los tres meses. 

“La unidad debe de prevalecer sobre todas las cosas”, insistió.