Ante el repunte del coronavirus en diversas partes del mundo, el uso de un buen cubrebocas se ha vuelto más necesario que nunca para frenar la propagación del Covid-19. 

Conscientes de esta situación, un equipo italiano-español de diseñadores, expertos en tecnología e innovación han creado a CLIU, una mascarilla transparente que además de permitir respirar de forma natura, alerta a los usuarios de focos de coronavirus… además de tener un diseño muy fashion.“CLIU no es sólo una mascarilla, es la respuesta a una demanda de normalidad, dedicada a aquellos que quieren volver a respirar profundamente y vivir libremente, con total seguridad”Creadores de CLIU

Álvaro González y Simona Lacagnina, dos de los creadores de CLIU, explicaron que este cubrebocas inteligente se desarrolló con base en cuatro pilares: 

  • Tecnología.- CLIU está equipado con Bluetooth, micrófono y sensores integrados que, junto a una aplicación exclusiva, ayudan a monitorear el estado de la respiración y la calidad del aire, además de alertar sobre focos de infección de coronavirus.

Además, la mascarilla es capaz de desinfectarse a sí misma gracias a que cuenta con una estación de carga con un sistema de luz ultravioleta (UV) integrada para su desinfección diaria en cuestión de minutos.

  • Sostenibilidad.- Gracias a que el cubrebocas es lavable, se puede usar innumerables veces, lo que contribuye a la protección del planeta. Además, los filtros que utiliza se fabrican a partir de residuos agroalimentarios o forestales, podremos contar con un material bioactivo con una actividad antibacteriana
  • Inclusividad.- Gracias a que la parte frontal de la mascarilla es transparente, siempre es posible ver los labios del interlocutor, lo que permite a las personas con dificultades de audición leer los labios de sus interlocutores con total seguridad.

De esta forma, CLIU también le devuelve el rostro, la identidad y sobre todo la sonrisa al que lo lleva.

  • Diseño, seguridad y libertad.- CLIU le permite a los usuarios comunicarse y respirar de forma natural, protegiéndose a sí mismo y a los demás.

El cubrebocas e producirá en distintas medidas, para que puedan usarlo tanto niños como adultos, en colores como negro, verde, rojo y azul.

El precio de este cubrebocas será de unos 6 mil 400 pesos mexicanos, lo que según sus fabricantes, se justifica si tomamos en cuenta que tiene una duración de cinco años.