Un equipo de científicos de la Universidad de Toronto (UHN, por sus siglas en inglés), en Canadá, creó un dispositivo que ayuda a quitar la borrachera rápidamente, al eliminar el alcohol de la sangre hasta tres veces más rápido de lo que lo hace el hígado.

Lo mejor de todo es que el proceso es completamente seguro, lo que ayudaría en casos de intoxicaciones graves por alcohol, así como en el proceso de “recuperar la sobriedad”, afirman sus autores.

En un artículo publicado por la revista Nature, los expertos señalaron que su invento ayuda a respirar de manera profunda y prolongada para exhalar el alcohol a través de los pulmones.

Esto provocaría hiperventilación contralada, también conocida como hiperpnea isocápnica (IH), que en una forma tradicional haría que la persona se maree y se desmaye, pero el dispositivo regresa al cuerpo una parte del dióxido de carbono que se pierde al respirar, lo que ayuda a que el usuario mantenga sus niveles normales de sangre y permanezca consciente.

El aparato, denominado ClearMate, es del tamaño de una pequeña maleta y utiliza un sistema de válvulas, algunos tubos de conexión, una mascarilla y un pequeño depósito con dióxido de carbono comprimido.“Se trata de un dispositivo muy básico y de baja tecnología que podría fabricarse en cualquier parte del mundo…Es casi inexplicable por qué no lo intentamos hace décadas”Joseph Fisher, creador del dispositivo

Hasta el momento, el aparato sólo se ha probado en una pequeña cantidad de personas, quienes bebieron una mezcla de vodka y agua. Los científicos midieron el tiempo que les llevó eliminar el alcohol de su sangre y lo compararon con la medición utilizando el ClearMate. 

El resultado: con el aparato, los participantes se deshicieron del alcohola un ritmo tres veces más rápido que mediante el proceso normal del cuerpo.

El funcionamiento del dispositivo ha resultado tan exitoso que ya obtuvo la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos para su uso en salas de emergencia en el tratamiento de intoxicaciones por monóxido de carbono.