Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, advirtió a la población mexicana que el uso de los cubrebocas con válvulas no es cien por ciento seguro ni recomendable, ya que solo protege a la persona que lo utiliza, y no a las demás personas con las que se convive.

Con una demostración sobre cómo se filtran las partículas que se exhalan a través de la válvula, el director pidió a la población dejar de comprar este tipo de cubrebocas “egoístas” para evitar más contagios de Covid-19.  “La recomendación a la población es que las deje de comprar, y si usted las vende, deje de hacerlo”Ricardo Cortés. Secretaría de Salud

La breve explicación de Ricardo Cortés consistió en señalar cómo los cubrebocas con válvula son capaces de detener la entrada del virus; pero debido al mecanismo de filtración, se abren las puertas de salida a las partículas. Como alternativa recomendó el uso de cubrebocas de tela reutilizables.

Cortés Alcalá también recordó a la población que, de acuerdo con el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, usar un cubrebocas solo impide que una persona infectada de coronavirus contagie a otras.

De igual manera recalcó que el uso de cubrebocas del tipo KN-95 es exclusivamente para uso del Sector Salud.

No es la primera vez que autoridades de la Secretaría de Salud califican como “egoístas” a los cubrebocas con válvula. El pasado 5 de octubre, el propio Ricardo Cortés Alcalá señaló que el cubrebocas busca proteger del contagio a las personas con las que entramos en contacto, es decir, no son una herramienta de protección personal sino colectiva. En ese sentido, los que tienen válvula no cumplen con la función social sanitaria. “Son las mascarillas que algunas personas han denominado como las ‘egoístas’, porque protegen a la hora de ingresar y a la hora de sacar el aire no lo filtra. Estamos queriendo protegernos a nosotros, pero a los demás no”Ricardo Cortés. Secretaría de Salud