Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

El PRI medinista no logrará credibilidad en la puesta en escena de la farsa de una elección interna. Los dados están cargados de antemano a favor del alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza. Así, se cumplirá el proyecto inicial, es decir, Adrián como candidato a la gubernatura y el diputado Francisco Cienfuegos contendiendo por la alcaldía de Monterrey. ¿A que le tira el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en esta obra fársica?

Se comprende que Cristina Díaz sea un personaje prescindible, desde hace mucho está descartada. Los medinistas, inclusive, se pusieron de mal humor cuando se reunió con el entonces dirigente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar. Además, hay un pacto público entre ella y el alcalde panista de San Nicolás, Zeferino Salgado, de un gobierno de coalición en Guadalupe. Pronto veremos si ese pacto se mantiene con un candidato débil panista a la alcaldía.

Por su parte, César Garza Villarreal, ha sido enfático en su reelección como alcalde de Apodaca. Hace semanas le levantó la mano a Adrián de la Garza como el mejor precandidato del PRI a la gubernatura. Como Cristina, César se alineó al PRI nacional en esta desazonada mascarada de diciembre, no al PRI medinista de Nuevo León. Garza Villarreal y Cristina Díaz no legitimarán, y probablemente no trabajarán electoralmente para Adrián de la Garza, aunque dientes afuera digan que sí lo harán.

El caso de Ildefonso Guajardo es extraño. Intentó por todos los medios una coalición, no lo logró. Ir en alianza con el PRD, además de ser costoso, no es una coalición, es un chiste electoral. Recoger cascajo es el destino de Rodrigo Medina, Paco Cienfuegos y Adrián de la Garza. ¿Legitimará Ildefonso a Adrián levantándole la mano? Quizás.

¿Qué le han ofrecido a Ildefonso para paliar su humillación? No lo sé. Tal vez medio gabinete del próximo gobierno… y ese, precisamente, es el problema.

Ildefonso quemó sus naves con el PAN y ahora apuesta a lo imposible, esto es, que el PRI obtenga la victoria con Adrián de la Garza en las elecciones del 2021. El PRI medinista no va a ganar la gubernatura, han cometido error tras error y Adrián cumplirá la maldición de la alcaldía de Monterrey: no se llega a gobernar Nuevo León desde Monterrey.

¿A qué le tira Ildefonso?