México recibiríaun pago de alrededor de 2.5 mil millones de dólares, es decir, más de 50 mil millones de pesos, al cobrar la póliza de seguro del precio del petróleo este 2020, hecho que sucede por cuarta vez en las últimas dos décadas.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibiría estas ganancias de cobertura justo cuando el acuerdo de la OPEP+, del que México salió a principios de este año, se ve amenazado por conflictos internos derivados de los niveles de producción, destacaron personas familiarizadas con la transacción.

México ha asegurado sus ingresos petroleros durante las últimas dos décadas, mediante contratos de opciones que compra a un pequeño grupo de bancos de inversión y compañías petroleras, lo que se considera el acuerdo petrolero anual más grande y mejor protegido de Wall Street.

La cobertura de este año expiró el 30 de noviembre, activándose así el mecanismo de pago. Hasta el momento el Gobierno federal no ha revelado la cantidad precisa que recibirá por el seguro, pero especialistas han calculado que la cifra rondaría los 2.5 millones de dólares.

Esto se basa en los datos que el Gobierno federal le dio a legisladores a principios de año, asegurando que había garantizado en el Paquete Económico el precio del petróleo a 49 dólares por barril para 2020, a través de una combinación de la cobertura petrolera y el uso del Fondo de Estabilización de los ingresos Presupuestarios (FEIP).

El pago es menor a los 6 mil millones de dólares que en abril López Obrador dijo que México podría obtener si los precios del petróleo se mantenían tan débiles como en ese momento. 

Aun así, el dinero de la cobertura será una inyección de efectivo muy necesaria ante la caída de los ingresos presupuestarios debido a la recesión económica más profunda que vive el país en casi un siglo.