Este miércoles la Cámara de Diputados aprobó una adición al Código Penal Federal para sancionar hasta con 5 años de cárcel el aumento injustificado de precios en artículos de primera necesidad, productos de higiene personal, medicamentos e insumos médicos en situaciones de desastre natural o cualquier otra emergencia.

Se aprueba por unanimidad 

Por unanimidad, con 465 votos, el proyecto se avaló y turno al Senado de la República, el cual prevé aumentar hasta en una mitad más las penas que actualmente se establecen por acaparamiento, venta con lucro inmoderado y manipulación de precios, entre otros ilícitos, cuando se cometan en contextos como la pandemia de Covid-19.

El legislador del PAN, quien lanzo la iniciativa, Elías Lixa, remarcó la necesidad de poner un límite a dichas prácticas para que nadie lucre con el dolor y la necesidad de la población en casos de emergencia.

“Durante la pandemia vimos el incremento desmesurado e injustificado de productos de primera necesidad: lo vimos con los cubrebocas, con el gel antibacterial, pero también lo vimos con el tanque de oxígeno, que se terminó volviendo un producto exclusivo para quienes tiene más y no se puede, en una sociedad como la nuestra, dar escoger a quien padece una enfermedad, darle de comer a las hijas e hijos o atender la salud”, señaló.

Además llamó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a vigilar los precios y endurecer sus procedimientos para castigar a quienes se aprovechan.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Justicia, Pilar Ortega, denunció el acaparamiento de productos de primera necesidad para propiciar el alza de precios hasta el doble o el triple en el marco de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Cabe señalar que, el Código Penal Federal actualmente prevé sanciones hasta con 10 años de prisión por acaparar, venta con lucro inmoderado, así como manipulación de precios de productos básicos, y ahora con la reforma se castigará hasta por 15 años.