El día viernes 4 de diciembre, China anunció que activó con éxito y ya está en funcionamiento su ‘sol artificial’, un reactor ubicado en la ciudad de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

Este reactor de nombre HL-2M Tokamak que ayudará a explorar métodos para proporcionar energía limpia a través de la fusión nuclear controlada, es capaz de generar temperaturas de hasta 150 millones de grados Celsius, más de 10 veces más caliente que el núcleo del sol, por ello sus creadores lo llaman ‘sol artificial’.

Y aunque esto fue tan solo una prueba, la funcionalidad del reactor está siendo valorada como un logro científico importante para desarrollar formas más seguras y limpias de energía nuclear.

El dispositivo nuclear será usado en colaboración con expertos que trabajan en el Reactor Termonuclear Experimental Internacional, proyecto de investigación de fusión nuclear más grande del mundo con sede en Francia, que se espera esté terminado en 2025.

Y es que este ‘sol artificial‘ que activó el gobierno chino es una máquina diseñada para aprovechar la energía de la fusión, lo cual no genera grandes cantidades de desechos nucleares a diferencia de la fisión, que aunque es más fácil, genera desechos nucleares.

Para esto, el reactor funciona como una cámara de vacío en forma de anillo en la que mediante calor y presión extrema el gas se convierte en plasma y se inicia la fusión.

Cabe mencionar que este no es el único reactor de su tipo; sin embargo el HL-2M es el tokamak más grande y avanzado, según informó la Corporación Nacional Nuclear de China, este puede procesar más del doble de la cantidad de plasma que otros.