La aerolínea Interjet canceló otra vez todos sus vuelos programados para el viernes 11 de diciembre por falta de pago para recibir el suministro de combustible.

A la fecha, las cancelaciones de Interjet han afectado a más de 3 mil 756 personas.

La cancelación de vuelos de Interjet comenzó el 1 y 2 de noviembre y se repitió del 29 de noviembre al 3 de diciembre. A la fecha la aerolínea ha afectado a más de 3 mil 756 pasajeros.

La empresa paraestatal Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) señaló que Interjet no realizó el pago previo por el servicio de suministro de combustible para las operaciones de este viernes 11 de diciembre.

ASA declaró que es una empresa comprometida con la industria que apoya al sector dentro de sus posibilidades, pero corresponde a las líneas aéreas como Interjet cumplir con sus obligaciones de pago en tiempo y forma.

Interjet debe cumplir con indemnización y compensaciones

El 3 de noviembre del 2020, la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) emitió un comunicado para advertir a los clientes de la aerolínea Interjet que esta no estaba cumpliendo con sus obligaciones y para orientarlos sobre acciones de indemnización y compensación.

De acuerdo con la Ley de Aviación Civil:

  • Los pasajeros pueden solicitar la reintegración del precio del boleto, o la proporción que corresponda a la parte no realizada del viaje.
  • Tienen derecho a recibir transporte sustituto en el primer vuelo disponible;
  • Acceso a llamadas telefónicas y envío de correos electrónicos;
  • Alimentos de conformidad con el tiempo de espera que medie hasta el embarque en otro vuelo;
  • Alojamiento en hotel del aeropuerto o de la ciudad cuando se requiera pernoctar y, en este último caso, transporte terrestre desde y hacia el aeropuerto.
  • La aerolínea deudora debe transportarle en la fecha posterior que convenga al mismo pasajero hacia el destino respecto del cual haya sido cancelado el vuelo.

En el mismo comunicado, la Profeco alertó a la población sobre que Interjet está enfrentando problemáticas en su operación comercial, como la suspensión de diversas rutas internacionales, la falta de pago a su personal, la suspensión de la licencia para operar el servicio aéreo internacional a Canadá y el embargo de cuentas bancarias, bienes y marcas por parte de la autoridad fiscal.