Ante la baja considerable de contagios de Covid-19 que se viene registrando en Nuevo León en los últimos días, el Gobierno del Estado aprobó la reapertura de algunos sectores del comercio, así como de restaurantes los fines de semana, pero advirtió que clausuraran de manera definitiva a quien no cumpla con las medidas sanitarias.

De acuerdo con el Semáforo Epidemiológico, el número de indicadores bajó de 4 a 3, lo que permitió a las autoridades a llevar a cabo la reactivación.

Con esta nueva medida, los que podrán reabrir sus puertas serán centros comerciales, mercados rodantes, centrales de abastos, restaurantes, iglesias, carnicerías, pastelerías, depósitos y venta de alcohol, cines, circos, autocinemas, gimnasios y casinos con restricciones en el aforo y horario. 

La retirada de esta medida preventiva permitirá que a partir de este sábado algunos giros puedan operar con un aforo del 30 por ciento y en un horario de 05:00 a 22:00 horas, es decir, al igual que su actividad normal durante la semana.

En el caso de restaurantes, después de las 22:00 horas solo podrán operar en modalidad drive thru y servicio a domicilio.

“Va a ver clausura definitiva, negocio que no cumpla, negocio que será clausurado de manera definitiva sobre todo aquellos que son reincidentes, no tendrán el permiso de  sanidad, no tendrán el permiso de Protección Civil, ni los permisos que da el estado serán posibles”.

“Aquel que no cumpla le estamos advirtiendo, no hay otra oportunidad, aquel que se atreva a abrir sí o sí, también tendrá el sí de la autoridad va aplicarse”, advirtió Jaime Rodríguez Calderón, mandatario estatal.

También se le permitirá la apertura a las ferreterías y a los salones de eventos, estos últimos podrán activar sus labores ya programadas, pero no podrán llevar a cabo posadas.

Según los datos del semáforo estatal de la reactivación económica, en la semana 50 del año se tuvieron tres indicadores en rojo, dos en naranja, dos en amarillo, y tres en verde.

En riesgo máximo se mantuvieron el promedio diario de casos que subió de 746 a 811, la media de fallecimientos por día, que bajó de 34 a 32, y el porcentaje de pruebas positivas, que se redujo de 67 a 60 por ciento.

En tanto, se mantendrán cerrados los bares, cantinas, billares, carreras de caballos, estadios de futbol, barberías, quintas, ferias, fiestas patronales, clases presenciales, conciertos y parques de diversiones, al igual que se mantienen sin operación el resto de los días.

Además de boliches, peleas de lucha libre y boxeo, prácticas de artes marciales, peregrinaciones,  renta de quintas, kermeses, fiestas patronales, celebraciones de drive-thru y parques públicos.

Las autoridades estatales solicitaron a la ciudadanía a acatar las medidas sanitarias para evitar que los contagios se vuelvan a disparar y evitar volver a los cierres.