El presidente de RusiaVladimir Putin, afirmó que el político opositor Alexey Navalny ya estaría muerto si su gobierno quisiera.

Incluso, Vladimir Putin dijo que el opositor Alexey Navalny “está disfrutando del apoyo especial de Estados Unidos” y si los servicios especiales de Rusia hubieran querido matarlo, habrían “terminado” el trabajo.

El pasado 23 de septiembre, el líder opositor ruso Alexei Navalny fue dado de alta luego de un mes hospitalizado por envenenamiento en un hospital de Berlín, Alemania.

Vladimir Putin, cuestionado sobre envenenamiento de Navalny

CNN y del grupo investigativo Bellingcat realizaron una investigación en la que se reveló que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) formó un equipo élite especializado en sustancias neurotóxicas que siguió a Navalny durante años.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, fue cuestionado al respecto y respondió que que si Rusia quisiera matar a Alexei Navalny habría “terminado” el trabajo.

El Kremlin ha negado en repetidas ocasiones estar implicado en el envenenamiento con la toxina novichok en agosto pasado del opositor ruso, quien estuvo a punto de morir.

Sobre la investigación de CNN y del grupo investigativo Bellingcat, Vladimir Putin no cuestionó ningún detalle de los hallazgos, pero “esencialmente confirmó que los agentes del FSB sí siguieron a Navalny”, señala el medio televisivo.

Agregó que Navalny es apoyado por los servicios de inteligencia de Estados Unidos, por lo que señaló que “si eso es correcto, entonces es interesante. Entonces, por supuesto, (nuestros) servicios especiales necesitan vigilarlo”.

No obstante, señaló, eso no significa que el opositor ruso deba ser envenenado. “¿Quién lo necesita (a Navalny) de todos modos? Si (ellos) quisieran, probablemente lo habrían terminado”, dijo el presidente Vladimir Putin.

El presidente de Rusia agregó que en este caso, su esposa le preguntó, “e inmediatamente di la orden de dejarlo salir del país para ser tratado en Alemania… Este es un truco para atacar a los líderes (en Rusia)”.