Estados Unidos acusó el hackeo a los sistemas de sus armas nucleares como parte de una operación de espionaje masivo que ha afectado a por lo menos la mitad de las agencias federales.

El anuncio lo hicieron el Departamento de Energía y la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA, por sus siglas en inglés) tras descubrir “actividad sospechosa” en las redes de la Comisión Federal Reguladora de Energía en sus laboratorios de Nuevo México y Washington, así como la Oficina de Transporte Seguro de la NNSA, recupera el medio Politico.

De acuerdo con el reporte de los Estados Unidos, los hackers perpetraron más daño en la red de la Comisión Federal Reguladora de Energía donde también se encontró mayor evidencia de “actividad maliciosa” aunque las autoridades no detallaron de qué tipo.

Hackeo a sistemas de armas nucleares sería obra de Rusia

El hackeo dirigido a los sistemas de armas nucleares que controla la Administración Nacional de Seguridad Nuclear llama la atención debido a que comprende la mayor parte del presupuesto del Departamento de Energía, además de que los laboratorios objetivos llevan a cabo investigación asociada con la energía nuclear.

Mientras que la Oficina de Transporte Seguro es la responsable de transportar uranio y otros materiales indispensables para el mantenimiento de las reservas nucleares en los Estados Unidos, además de que el hackeo a la Comisión Federal Reguladora de Energía sería un esfuerzo para intervenir la red nacional eléctrica para concentrar futuros ataques.

Debido al hackeo de sus sistemas, la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad coordina la respuesta federal para determinar cómo los hackers obtuvieron acceso a los sistemas para robar la información, aunque de momento desconoce el daño ocasionado y se cree que la actividad estaría vinculada a los servicios de inteligencia de Rusia.