Empresas dedicadas a la venta de alimentos y bebidas aprovecharon la pandemia de Covid-19 para promover el consumo de sus alimentos ‘chatarra’ entre poblaciones vulnerables de México.  

En el informe Frente a dos pandemias. Cómo las grandes empresas de alimentos socavaron la salud pública en la era del Covid-19, realizado por Incubadora de Promoción de la Salud Mundial (GHAI) se reveló cómo diversas firmas usaron la pandemia para comercializar sus productos de manera agresiva.

Las empresas buscaron la manera de retrasar el etiquetado que advierte sobre altos contenidos de grasas, azúcares, calorías y sodio en alimentos y bebidas procesadas.

La iniciativa privada encabezada por el Consejo Coordinador Empresarial y por la Coparmex pidieron posponer el nuevo etiquetado.

Sin embargo, su aplicación entró en vigencia el primero de octubre pasado.

En el informe elaborado con datos de 18 países se encontraron más de 280 ejemplos de acciones negativas para comercializar la comida ‘chatarra’. 

También posicionaron alimentos y bebidas ultraprocesados como “productos esenciales”.

Incluso, llevaron a cabo acciones filantrópicas mientras se ejerce presión activa contra las políticas de alimentación saludable.

Además se donaron alimentos y bebidas ‘chatarra’ a poblaciones vulnerables, incluidos niños y niñas, lo que contribuye a provocar enfermedades como obesidad y diabetes.

Las empresas “apelaron a la vulnerabilidad de los consumidores durante la cuarentena para promover la comida chatarra como un elixir para tiempos difíciles”.

De 2000 a 2013, el consumo y disponibilidad de comida ‘chatarra’ aumentó 43% en el mundo, mientras que en América Latina alcanzó el 48%.