El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó monetizar los videos de su cuenta en YouTube pues eso no corresponde con su papel de servidor público y es «un acto de comercio». 

El presidente señaló estar enterado del dinero que obtendría «si se comercializa el espacio que tenemos en redes sociales«.

«No me gusta eso«, sentenció el presidente; «es mercantilismo y yo soy funcionario público, servidor público, tengo la obligación de informar al pueblo y el pueblo tiene derecho a la información«.

«Aún cuando el dinero se utilizara para un apoyo a la gente pobre, para la compra de ambulancias», dijo, «no deja de ser un acto mercantil, de comercio«.

Cabe recordar que «monetizar» los videos implica que insertar publicidad de productos, servicios e incluso campañas políticas en el contenido del video.

«No me gusta eso, moralmente lo considero indebido, y creo que legalmente tampoco podría hacerlo«, estimó el presidente. Además, agregó entre risas de los reporteros, tendría que tocarle parte de ese dinero también a los medios que participan en la conferencia matutina.