El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, aseguró que no hay escasez de oxígeno en México, para la atención de pacientes con coronavirus Covid-19, por lo que advirtió que no existen motivos para que proveedores aumenten el monto de sus precios a los consumidores.

En la conferencia mañanera de AMLO, el titular de la Profeco alertó que el precio promedio de una recarga es de 855 pesos, para el tanque más grande, y 595 por la renta. El promedio del precio para la compra de un concentrador de oxígeno es de 27 mil pesos. Sheffield informó que hasta el momento se han denunciado a 16 distribuidores pequeños por abusos.

“No hay, ni puede haber desabasto de oxígeno. Son dos insumos los que tienen: el aire que tiene la atmósfera, que lo succionan, con electricidad, y mediante frío y presión lo convierten en argón, nitrógeno y oxígeno.”