En las redes sociales circula el video del momento en el que se observa al presidente de Rusia, Vladimir Putin, se sumerge en agua helada durante un ritual.

En el video se observa al presidente ruso Vladimir Putin de 68 años de edad sumergirse tres veces en el agua helada, como parte de la celebración de la Epifanía ortodoxa, como reza la tradición.

El llamado baño bautismal en el que se sumerge en agua helada es una de las principales fiestas de la Iglesia ortodoxa que se celebra la noche del 18 al 19 de enero.

Como escenario, en el video se observa una piscina en medio de la nieve y frente a ella una cruz de cristal.

Vladimir Putin se mete a la piscina y se sumerge 3 veces. Cada vez que lo hace, realiza unas señales con su mano en su pecho y cabeza, como una especie de persignar.

De acuerdo con la agencia RT, en la festividad del Bautismo del Señor, creyentes en toda Rusia suelen asistir a misa y después, como parte del ritual, “los más valientes” se sumergen en las heladas aguas de un río o un lago cercano para limpiar sus pecados.

La tradición señala que toda el agua se considera bendita ese día y “los creyentes rocían con ella sus viviendas, la beben y guardan cuidadosamente durante todo el año”.