Francia comenzará pedir una prueba PCR con resultado negativo de coronavirus Covid-19 realizada en las 72 horas previas a viajeros provenientes de Europa que quieran entrar al país por avión, anunció su presidente, Emmanuel Macron.

El mandatario francés reveló la medida en la cumbre de Bruselas. Desde hace días se aplicó una restricción similar a viajeros de otros países del mundo, a quienes también se les exige una cuarentena de 7 días al ingresar al país. Ahora se extenderá a los países integrantes de la Unión Europea, aunque estos no tendrán que aislarse.

Los viajes esenciales quedarán al margen de esta nueva regla, anunciaron fuentes gubernamentales a AFP. Sin embargo, con estas restricciones Francia se suma a países como España y Holanda en exigir las pruebas de coronavirus negativas realizadas los 3 días anteriores al arribo a los visitantes.

Macron pidió una coordinación reforzada entre la Unión Europea en materia de pruebas y medidas de cuarentena, con el fin de hacer frente unido contra la pandemia, que está a pocas semanas de cumplir ya un año en el continente.

Por último, el presidente de Francia exhortó a las naciones a trabajar para aumentar la oferta de vacunas en el continente y la capacidad de producirlas, para avanzar en los esfuerzos de inoculación

Visitantes a Estados Unidos tendrán que cumplir cuarentena

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva para que las personas que visiten el país permanezcan unos días en cuarentena, con el fin de prevenir contagios de coronavirus.

Hasta el momento se desconoce la duración de la cuarentena, que es parte de las medidas que emprenderá el gobierno estadounidense para disminuir los contagios. También se exigirán pruebas de Covid-19 antes de abordar.

La estrategia de Joe Biden “hará frente a la pandemia como si fuera una guerra”, y por ende pretende acelerar el ritmo de la vacunación y hacer obligatorio el uso de cubrebocas en espacios federales y medios de transporte.

Todas estas medidas fueron rechazadas por el anterior presidente, Donald Trump, quien tomó una actitud más laxa ante el uso del cubrebocas y las restricciones y cierres.