La madrugada del sábado, autoridades de Los Ángeles, California, acudieron a la iglesia bautista First Works en El Monte, luego de que esta sufriera una explosión de bomba en el interior. 

De acuerdo con el pastor Bruce Mejía, la iglesia había recibido constantes amenazas en redes sociales por el discurso homofóbico que promovía

FBI investiga la explosión como crimen de odio

Laura Eimiller, vocera del FBI de Los Ángeles, dijo que las llamadas al 911 describían humo saliendo de las ventanas de la iglesia, y vandalismo en un edificio cercano en Tyler Avenue.

Cuando las autoridades llegaron, encontraron una bomba improvisada en el interior.“Parecía que las paredes de la iglesia habían sido vandalizadas, al igual que las ventanas. Las ventanas parecían haber sido rotas, pero nos dimos cuenta de que no había sido así, sino que se habían reventado por un tipo de explosión”Laura Eimiller

Por el tipo de explosivo, el FBI determinó que podía tratarse de un crimen de odio. Tras una revisión por toda la iglesia, se confirmó que no hubo lesionados.

La iglesia había recibido amenazas

Bruce Mejía, pastor de la iglesia First Works, dijo a la policía que había recibido constantes amenazas por su discurso opuesto al matrimonio homosexual, ya que, desde la apertura de la iglesia, él había manifestado su desacuerdo con la comunidad LGBTQ+.

Desde el pasado 17 de enero, integrantes de la comunidad LGBTQ+ se habían manifestado en la iglesia en contra de la homofobia que el pastor promovía de la iglesia First Works. Por estos antecedentes, el FBI mantiene abierta la carpeta de investigación y está en busca de cualquier información que ayude a encontrar a los culpables.