Una muchacha en el puente

Blanca flor de primavera

me miraba, me miraba…

Lalo González “Piporro”, Chulas Fronteras

Por Félix Cortés Camarillo            

Hace unos años, cuando trabajaba yo en Monterrey para Multimedios televisión, un bravo norteño de cuyo nombre no puedo acordarme, repelió a balazos la agresión de unos sicarios que pretendían les cediera su rancho para seguramente ubicar ahí sus operaciones de narcotráfico, que es lo que rifa en la zona.

La zona se llama la frontera chiquita, y es la trompa del elefante sentado que parece el mapa del estado de Tamaulipas. Va de Reynosa casi  a Laredo y para recorrer ese trazo hay que circular por la carretera ribereña. Seguramente una de las zonas peligrosas del país. Con un productor y un camarógrafo sin miedo, me lancé a ver la casa que finalmente el hombre perdió, no sin antes matar a siete pelados. Y  pasamos por los pueblos abandonados de Miguel Alemán, Mier, Camargo y Nueva Ciudad Guerrero donde la gente no quería ni hablar ni abrir las puertas de sus casas. Y vimos el rancho de este hombre bravo, tachonado de impactos de balas.

Tiempo pasado a mí no me puede sorprender que se hayan encontrado ahí precisamente, en una brecha de Santa Anita, municipio de Camargo, los cuerpos calcinados de 19 humanos. Hay muchos mexicanos que ni siquiera tienen idea de donde quedaron los cuerpos de sus familiares desaparecidos. En Michoacán, Sinaloa, Puebla o Veracruz. 

La frontera ha sido permanentemente tierra caliente. El tráfico de armas, drogas y gente no se combate con discursos placenteros.

Como nadie sabrá lo que platicaron el carnal Marcelo con el presidente Biden con el convidado de piedra y la traductora al lado, tenemos que pensar que el nuevo presidente de los Estados Unidos está preocupado por la frontera sur de su país, ahora ya sin muro.

La única duda que los mexicanos tenemos es si al presidente López le importan los mexicanos que vivimos al sur de la ribereña.

PREGUNTA para la mañanera, porque no me dejan entrar sin tapabocas: Señor presidente, ¿la afirmación suya del cinco por ciento de crecimiento económico para este año, tiene el mismo valor que eso de que ya vamos de salida de la pandemia y que para finales de abril todos estaremos vacunados? 

Si eso es así, estamos jodidos todos ustedes.

‎felixcortescama@gmail.com