Por Francisco Tijerina Elguezabal


“El tiempo saca a luz todo lo que está oculto y encubre
y esconde lo que ahora brilla con el más grande esplendor.” // Horacio

¡Por fin se decidió! ¡Colosio va por Monterrey con Movimiento Ciudadano!

La afición estaba en el filo de la butaca comiéndose las uñas de los nervios que tenía, no podían comer ni conciliar el sueño preguntándose: “¿qué va a hacer Colosio?”

Anoche mismo en las redacciones de los periódicos se discutía con enjundia: “¿Qué ponemos de ocho? ¿Cómo va la salud de AMLO, que doña Olguita salió negativa a Covid o que Colosio va por MC?

¿Para qué tantos brincos estando el suelo tan parejo? Después de 10 mil fintas y amagues el chamaco por fin terminó en el mismo lugar que tenía desde hace más de un año cuando con bombo y platillo anunciaron que formarían una red de apoyo para que Luis Donaldo fuese el candidato naranja para Monterrey.

“¡Cuanto tiempo perdí, ay cuanto tiempo!”, diría el maestro Leduc.

Y para anunciar su mil veces postergada (aunque eso sí, todos nos sabíamos el final del chiste que se cuenta solo desde el principio) eligió el peor momento, cuando la atención del país está centrada en la salud del Presidente.

La larga espera para caer en el mismo lugar será interpretado por los votantes como “ah que muchacho tan indeciso” o bien como “¿qué estaría negociando para aceptar la candidatura?”. Ninguna de las dos le beneficia.

Y para colmo sigue montado en bastos, con un video larguísimo, plagado de lugares comunes, de frases hechas, en el lenguaje de los políticos de siempre. ¿Es así como promete un cambio?

Puede ganar, es cierto, su nombre pesa, pero debe tomar en consideración que correrá la campaña al lado de Samuel García, que le van a sacar el detallito de que si vive o no en Monterrey y que le van a tirar durísimo, además de estas pifias de arranque que dejan en claro que por mucho apellido que tenga, sigue siendo un bisoño en política.

Nada más falta que se conozcan las listas de plurinominales y que a la cabeza aparezca el nombre de su socio y compadre Agustín Basave, para que se conozca el fondo de la negociación.

¿Y para eso tantos brincos?

ftijerin@rtvnews.com