Un elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones que trabajaba encubierto resultó con serias heridas al ser golpeado y desarmado por integrantes de un grupo delictivo, en la Colonia Pablo A. González.

Al parecer los pistoleros, al menos cinco, pretendían privarlo de la libertad al pensar que trabajaba para un grupo rival, pero fue liberado al descubrir que era un efectivo estatal.

Los hechos ocasionaron una intensa movilización policiaca en toda la zona metropolitana.

Durante las acciones fue rescatado el agente, y se registró un enfrentamiento con varios sospechosos que viajaban en una camioneta.

El ataque fue reportado alrededor de las 17:20 horas, en el cruce de las calles Bernabé González y Nabor Camargo, en la Colonia Pablo González.

Según los informes oficiales el agente estaba trabajando de encubierto, para ubicar a un grupo de narco distribuidores que manejan esta plaza.

Al parecer un “halcón” alertó al grupo delictivo, sobre una persona estaba haciendo muchas preguntas.

Cuando se desplazaba caminando por la calle Bernabé González, el agente fue abordado por los pistoleros que portaban fusiles de alto poder.

Mencionaron que en ese momento le quitaron una pistola escuadra 9 milímetros que portaba el agente.

Los sujetos maniataron al policía estatal para torturarlo, preguntándole para quien trabajaba.

Al buscar entre sus pertenencias, le encontraron un gafete de la Fiscalía General de Justicia del Estado, identificándose como agente.

En ese momento se acercó una unidad de apoyo de la AEI, por lo que los pistoleros decidieron dejar en libertad al agente, pero se llevaron su arma.

Al lugar llegaron socorristas de la Cruz Roja, quienes le brindaron los primeros auxilios al agente y lo llevaron a un hospital.

También se informó que estaba una camioneta Grand Cherokee con seis orificios de bala en el parabrisas.

Pero no se indicó si fueron los agentes los que dispararon contra los sospechosos. En el lugar uniformados de Fuerza Civil y agentes de la Policía Ministerial realizaron un operativo para ubicar a los sospechosos