El gobernador de TamaulipasFrancisco García Cabeza de Vaca, rechazó cualquier impunidad por el hallazgo de los 19 cuerpos calcinados en el ejido Santa Anita del municipio de Camargo el pasado sábado 23 de enero.

Al iniciar su conferencia de prensa, García Cabeza de Vaca aclaró cuál era la posición del gobierno estatal, y expresó su solidaridad a las familias al indicar que desde que conoció del caso, se giraron instrucciones para cooperar con la investigación de la fiscalía estatal para sancionar a los responsables.

De acuerdo con el gobernador de Tamaulipas, el hallazgo de loscuerpos calcinados representaba una expresión de la violencia y generaba indignación porque no corresponde con la aspiración tanto de las autoridades como ciudadanos de construir una entidad de paz. Añadió que la fiscalía tiene contacto con Guatemala para realizar las pruebas de ADN.“Soy sensible al dolor y la incertidumbre que viven varias familias tras el hallazgo de 19 personas localizadas sin vida en los límites del estado de Nuevo León y Tamaulipas. (…) Tamaulipas no es, ni será zona libre para el crimen”Francisco Cabeza de Vaca. Gobernador de Tamaulipas.

Piden identificar cuerpos calcinados en Tamaulipas

El hallazgo de los 19 cuerpos calcinados se hizo dentro de tres camionetas y hasta la fecha han sido identificadas 13 personas como migrantes provenientes de Guatemala por un diputado de dicho país.

Guatemala investiga el asesinato de los 13 migrantes, quienes según las indagatorias de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) habrían fallecido por armas de fuego a cuyos cadáveres se les prendió fuego, luego de haber sido secuestrados de un inmueble en donde estaban retenidos por integrantes de un grupo de la delincuencia organizada.

A la fecha, 150 organizaciones civiles presentaron una denuncia a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Tamaulipas para que identifiquen a los fallecidos