Este jueves 28 de enero se registró una fuga de nitrógeno líquido al interior de una planta química en el estado de Georgia, Estados Unidos.

Tras la fuga de nitrógeno, al menos seis personas murieron en el lugar y diez más presentaron heridas, las cuales fueron trasladadas de emergencia a un hospital. Cuatro de los heridos son bomberos, indicaron las autoridades.

Tres personas están en situación crítica tras fuga de nitrógeno 

Una de las personas muertas perdió la vida tras llegar al hospital, mientras que tres más se encuentran en estado grave, reportó el medio local WSB-TV.

Según las autoridades citadas la cadena de televisión local, el hecho se produjo a las 10:00 horas locales en las instalaciones de Prime Pak Foods, cuando se reportó el hecho inicialmente como una explosión, por parte de la trabajadores.

Asimismo, el Atlanta Journal-Constitution señala que los servicios de emergencia emitieron una alerta para resguardar a los niños de una escuela cercana debido a una fuga de nitrógeno líquido en la planta cercana.

Hasta el momento se desconocen las causas que originaron la fuga dentro de la planta avícola ubicada en el noreste de Georgia, Estados Unidos.

Alrededor de 130 personas se encontraban en la planta procesadora de alimentos donde se suscitó el siniestro, las cuales fueron llevadas a una iglesia cercana para recibir los primeros auxilios.

A través de su cuenta en Twitter, la policía de Gainesville en Florida informó que la carretera cercana al Memorial Park Drive se encontraba cerrada con el fin de facilitar el traslado de los equipos de bomberos del condado de Hall.

En tanto que el gobernador de Georgia, Brian Kemp, lamentó lo sucedido en la planta química y dio sus condolencias a los familiares de las víctimas fatales

En un comunicado publicado por los medios locales, el gobernador de Georgia reveló que los equipos de emergencia continuarán trabajando en la zona del accidente.”Nuestros corazones están destrozados al escuchar sobre la tragedia que tuvo lugar en Prime Pak Foods en Gainesville esta mañana (…) Marty, las niñas (su esposa e hijas) y yo les pedimos a todos los georgianos que se unan a nosotros para orar por las familias que enfrentan una pérdida terrible y por los demás empleados que están recibiendo atención médica. Que Dios sea una mano de paz, consuelo y sanidad en los días venideros”Brian Kemp. Gobernador de Georgia