Porque atenta contra el patrimonio y el bienestar de los mexicanos, la Alianza Federalista pidió al Congreso de la Unión rechazar la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

Los diez gobernadores que integran el bloque, entre ellos Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León, se mostraron en contra de la propuesta y convocaron a abrir un debate sobre las modificaciones al marco jurídico.

Pues, expusieron, al condicionar los permisos afectará los proyectos a futuro en nuestras entidades federativas, bloqueando la inversión pública y privada, así como la creación de nuevos empleos.

“Convocamos al H. Congreso de la Unión a rechazar la iniciativa preferente en materia energética y abrir un debate sobre modificaciones al marco jurídico de largo aliento”.

“La iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica presentada por el C. Presidente de la República atenta contra el patrimonio y bienestar de los mexicanos; implica impacto inflacionario y ambiental; daño a la economía familiar; costo fiscal y privación de derechos”.

“El resultado de esta iniciativa involucrará al Estado Mexicano en conflictos de carácter internacional por incumplimiento con compromisos estipulados en acuerdos y tratados internacionales, repercutiendo en altos costos políticos, económicos y ecológicos para México”, cita el documento.

Refirieron que como gobernadores nuestra principal obligación es atender y velar por la prosperidad y calidad de vida de los millones de mexicanos que viven en sus entidades.

Sentido en el que consideran que no existe ninguna justificación económica ni científica que sustente la reforma a como fue presentada.

“La prioridad de cualquier gobierno democrático debe ser el bienestar de sus ciudadanos y no privilegiar el presupuesto de la Comisión Federal de Electricidad por sobre la prosperidad de los mexicanos”.

“No hay justificación económica ni científica que sustente la iniciativa presentada. Su resultado será mermar por completo la confianza de aquellos que han decidido o ponderen invertir en nuestros estados y contribuir al desarrollo, tanto estatal como regional del país”.