La Organización de las Naciones Unidas reconoció al municipio de Escobedo por sus  avances, estrategias y acciones que implementa en materia de prevención de violencia, como la reducción del pandillerismo y el fomentar la cultura de la denuncia.

A un año de integrarse al programa “Paz en Nuestras Ciudades”, proyecto internacional de la ONU que busca reducir la violencia en el mundo, José Antonio Quiroga Chapa, encargado del Despacho de la Presidencia Municipal, presentó ante la organización un informe sobre el progreso de Escobedo.

“La escalada de violencia en el mundo nos llevó a la búsqueda de soluciones. Con la finalidad de salvar vidas y sanar comunidades con políticas basadas en evidencia y enfoque de consolidación de la paz”, compartió Quiroga Chapa.

“Estamos seguros de que el intercambio de ideas nos dará mejores prácticas, para reducir la violencia, principalmente la familiar”, puntualizó.

Asimismo, Quiroga Chapa destacó las acciones que se han puesto en marcha en el último año, como los Relojes Salvavidas y el Centro de Protección Integral para Niños, Niñas y Adolescentes “Calli”.

Además, detalló los avances de áreas como la Unidad de Atención a Víctimas (UNAVI), Puerta Violeta y Prevención Social. Así como de los programas Sembrando Valores, Cohesión del Tejido Social (CTS) y Geografías de Paz.

Tras el informe, Rachel Locke, directora del Instituto Kroc para la Paz y la Justicia de la Universidad de San Diego, reconoció el trabajo de Escobedo y solicitó compartir sus metodologías con otras ciudades que integran el programa “Paz en Nuestras Ciudades”.