El Instituto de virología Robert Koch (RKI) de Alemania ha advertido sobre el peligro que representan las mutaciones del coronavirus detectadas, pues estas se han vuelto cada vez más peligrosas.

El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, recalcó la importancia de evitar una situación como la que está pasando en Portugal o Irlanda con la emergencia del coronavirus pues ha indicado que debe estar bajo control.

De acuerdo con el presidente de RKI, Lothar Wieler, las tres “preocupantes” variantes del Covid-19 encontradas en Alemania, Reino Unido, Sudáfrica y Brasil están lejos de ser controladas por lo que el coronavirus se ha vuelto más peligroso.

En Alemania, la cepa británica se ha extendido a 16 estados federados y constituye el 6% de los casos positivos en el país por lo que la han calificado de ser más infecciosa y, por lo tanto podría llevar a una evolución mas severa del Covid-19.

“Las tres variantes, sobre todo la B.1.1.7, han llegado a Alemania pero todavía no dominan la situación”, dijo Lothar Wieler, presidente de RKI.

No obstante señaló que estas variantes seguirán extendiéndose de manera similar como lo han hecho en otros países europeos durante las últimas semanas.

Casos de coronavirus en Alemania

En Alemania, desde el pasado 4 de febrero se han reportado 12 mil 908 contagios de coronavirus con una incidencia acumulada de siete días de 79.9% nuevos casos por cada 100 mil habitantes: estos se suman a los 2.27 millones de casos reportados desde el inicio de la pandemia que ha sumado hasta el momento 60 mil 6345 muertes.

Esto ha provocado que el gobierno y, a su vez el ministerio de Sanidad endurecieron las restricciones para evitar propagaciones del virus, por lo menos hasta el 14 de febrero, mismo que comenzó en noviembre y que en diciembre reafirmaron en Alemania.

Por otro lado, al menos casi tres millones de dosis de vacunas contra el coronavirus han sido aplicadas en Alemania y unas 800 mil personas han recibido ya una segunda dosis; el equivalente al 1% de la población.

Además, durante las próximas semanas de febrero, el gobierno de Alemania pondrá a disposición una tercera vacuna: la de AstraZeneca que acompañará a las de BioNTech y Moderna, lo que permitirá doblar el número de vacunaciones previstas.