Pasantes de medicina volvieron a protestar la mañana de este viernes 5 de febrero en Chiapas, para exigir a las autoridades que garanticen su seguridad al ejercer su profesión y justicia por el feminicidio de su compañera Mariana, ocurrido el pasado 28 de enero en el municipio de Ocosingo.

Medios locales reportaron que los médicos pasantes realizaron una protesta para exigir el esclarecimiento de la muerte de Mariana; llegarán a la Secretaría de Salud en Chiapas para ser atendidos y obtener una respuesta respecto al pliego petitorio que presentaron en días pasados.

Otra manifestación similar ocurrió ayer encabezada por pasantes del Servicio Social de Medicina Humana, quienes reafirmaron la continuación del paro de actividades a partir del 01 de febrero de 2021, en tanto no sean atendidas sus peticiones.

En las pancartas exhibidas por los estudiantes dicen frases como “Gobierno hoy no nos quieres ver ni escuchar pero ya nos veremos en las urnas”, “Que mi paso por el servicio social sea de enseñanza y no de muerte. Justicia para Mariana” y “Tu indiferencia ante la injusticia te hace cómplice de ella”.

El pliego petitorio de los pasantes de medicina

Hace unos días, médicos pasantes de servicio social e internos de pregrado en el Estado de Chiapas presentaron un pliego petitorio a las autoridades estatales y universitarias para que de conformidad a la Ley General del Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, avance la investigación el caso de Mariana y se logre la justicia con castigo a los responsables.

Entre sus solicitudes, los estudiantes también solicitaron apoyo psicológico, económico, social y jurídico para los familiares de su compañera; y que se respeten sus derechos de libre expresión y protesta pacífica pues sus manifestaciones no deberían ser justificación para imponer faltas, sanciones, amenazas sobre la liberación de papeles y retenciones de becas.

Otros puntos son un cambio en los procesos de asignación de plazas de Servicio Social y revocación de plazas en las que no sea capaz de garantizar la seguridad e integridad de los pasantes; además de que solicitan que no sea obligatoria la permanencia de los pasantes en las que han sido designados y se hagan modificaciones con derechos laborales como seguridad social y remuneración digna.

Las marchas por el feminicidio de Mariana se han replicado en distintas ciudades del país; recientemente 30 pasantes médicos y de enfermería de Ciudad Obregón, Sonora, realizaron una marcha a las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria 4 para externar su demanda de justicia y también condiciones laborales seguras sin violencia de género.

Mariana sí denunció acoso sexual en su contra

Tras el comunicado de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chiapas, donde aseguraron que no tenían registro de denuncias previas hechas por Mariana sobre acoso sexual en su contra, Lourdes Dávalos, mamá de la joven, afirmó que su hija sí presentó al menos tres quejas por agresiones por parte de un compañero ante la Secretaría de Salud de Chiapas.

Según reportaron medios locales, la madre de la víctima declaró que su hija realizó varias quejas en la clínica donde realizaba su servicio social pues incluso pidió su cambio de sede. El agresor sería uno de sus compañeros del servicio médico, mismo que habría forzado la puerta de la habitación de la doctora mientras ella dormía.

Mariana fue encontrada muerta el pasado 28 de enero al interior de la habitación donde dormía en el municipio de Ocosingo; la FGE refirió que la causa de muerte sería por ahorcamiento, sin embargo, el caso presenta irregularidades pues incluso el cuerpo de la joven fue cremado sin autorización de su familia.