De incrementar los contagios y hospitalizaciones por Coivd-19, Nuevo León volvería a cerrar los establecimientos no esenciales, advirtió el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

A partir de este viernes gimnasios, casinos, cines y salones de eventos tienen luz verde para operar a un 30 por ciento de su capacidad. Sin embargo, resaltó el mandatario estatal, se instruirá su cierre nuevamente en caso de aumentar la incidencia en torno al virus.

“Basados en los indicadores estatales de salud, el Consejo de Seguridad en Salud ha tomado la decisión de abrir ciertos giros de la economía y ampliar el horario de los comercios y establecimientos permitidos.

“Es importante reactivar la economía y apoyar a todos aquellos negocios que necesitan un respiro para poder salir adelante. Sin embargo, no queremos retroceder. Existe la posibilidad de cerrar, otra vez, algunos giros si se relajan las medidas”, compartió en sus redes sociales.

Lo anterior junto a un llamado a no olvidar medidas como el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial, así como sana distancia.

“Les pido a los empresarios y a ustedes, ciudadanos, que acaten las medidas sanitarias al pie de la letra para evitar complicaciones en nuestro sistema hospitalario. ¡Juntos lo lograremos!”, agregó