En su trayecto a los talleres de Metrorrey, uno de los vagones nuevos de la Línea 3 del Metro fue impactado por un poste y trasformador, sin que se registraran daños mayores.

Al circular por la Avenida Aztlán, el tráiler que lo trasportaba se enganchó en un cable que a su vez partió un poste que cayó encima del carro.

Los hechos ocurrieron minutos ayer antes de las 11: 00 horas, en el cruce de la calle Guitarra, en San Bernabé.

Al lugar arribó Juan Carlos Holguín Aguirre, encargado del despacho del Sistema de Transporte Colectivo, quién indicó que al llegar al taller verificarían los daños a la unidad que se encuentra cubierta con una lona.

Sin embargo, se estima que podrían ser solo en una ventana del vagón.

Es de destacar que para la reparación entraría el seguro de la compañía de logística a cargo del traslado.

Horas más tarde, el Gobierno del Estado, a través del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey, dio a conocer que de acuerdo a revisiones preliminares, la unidad sólo presenta afectaciones superficiales en su carrocería, que de ningún modo inciden en su operatividad.

“La empresa CRRC realizará una valoración detallada así como una evaluación puntual de daños, pruebas estáticas y dinámicas para comprobar que se encuentre en perfectas condiciones”, mencionaron las autoridades estatales

Cabe mencionar que, la empresa china CRRC tiene total responsabilidad de las unidades durante el traslado desde su país de origen y hasta la colocación de los trenes en los patios de Metrorrey, por lo que cualquier reparación derivada de este evento no representará costo alguno para el Gobierno de Nuevo León.

En tanto, la reparación de cualquier daño a la vialidad, infraestructura pública y cualquier otra afectación que resulte del incidente, correrá por cuenta de los seguros de responsabilidad civil con que cuenta CRRC y la empresa transportista.