El principal reto del gobierno del Estado en los últimos once meses y cuyas acciones implementadas hasta el momento no han arrojado los resultados esperados, lo superó el registro de temperaturas por debajo del punto de congelación durante la última semana.

Reducir la movilidad al mínimo, es la meta de Nuevo León desde la llegada del Covid-19 a la entidad, en marzo del año pasado.

El principal reto del gobierno del Estado en los últimos once meses y cuyas acciones implementadas hasta el momento no han arrojado los resultados esperados, lo superó el registro de temperaturas por debajo del punto de congelación durante la última semana.

Reducir la movilidad al mínimo, es la meta de Nuevo León desde la llegada del Covid-19 a la entidad, en marzo del año pasado.

A manera de romper la cadena de contagios en ascenso, las autoridades de Salud recomendaron quedarse en casa y cerrar establecimientos no esenciales; sin embargo, pocos acataron la disposición.

Con el paso de los días el virus se fue expandiendo sin control por todos los municipios de la entidad, mientras que las restricciones se iban endureciendo al grado de suspender también actividades esenciales en fines de semana; aun así, la población permaneció en las calles.

Contrario a ello, la caída en el termómetro ante la llegada del frente frio No 35 y la novena tormenta invernal, el pasado domingo, dejó calles desoladas.

Los valores en el termómetro rondaron entre los -4 y -7 grados centígrados, obligando a todos, ahora sí, a permanecer en sus hogares.

Escenario que se prolongó al lunes y martes, luego que al frio se sumara una megaapagón, así como cortes en el servicio de agua y gas.

La falta de energía eléctrica propició el cierre de empresas, negocios y suspensión de actividades de todo tipo.

Manuel de la O Cavazos, Secretario de Salud en el Estado, indicó que la movilidad fue casi nula, incluso menor al 10 por ciento.

Situación que se vio reflejada en la incidencia de infectados, hospitalizaciones y fallecimientos a causa del SarsCov 2.

“Se redujo la movilidad en más de un 90 por ciento, casi no hay personas en las calles, las plazas están vacías, los parques vacíos”.

“Ahorita no andan en Zaragoza, aquí en la Macroplaza, nos ayudó el clima, esto nos ayuda a salir más pronto de la pandemia”, manifestó.

Ejemplo de ello el hecho que se presentaran apenas 249 positivos, la cifra más baja en los últimos meses.

Las hospitalizaciones se ubicaron en el orden de las mil 136, de las cuales 346 cuentan con apoyo ventilatorio.

Las defunciones reportadas fueron 42, con lo que la cifra acumulada llegó a 8 mil 468.

“Tuvimos menos contagios de Covid, se preguntarán ¿y por qué tan pronto doctor?, pues porque la gente no salió, la gente tiene frío, no fue a hacerse la prueba y tenemos pocos contagios”, refirió.

“Sigan cuidándose, hoy casi no hay movilidad, la gran mayoría de las personas están en su casa y, bueno, no hay que exponerse”.

Desde la tarde del domingo, dio inicio la baja en las temperaturas a lo que le siguió la caída de aguanieve en algunos puntos.

Según los reportes de Protección Civil Nuevo León, a las 20: 45 horas empezó a caer aguanieve en la zona sur y centro de San Pedro.

Minutos más tarde, a las 20: 57 horas, fue el turno de la cabecera municipal de Vallecillo; y a las 21: 00 horas al sur de Monterrey.

Para la mañana del lunes, las temperaturas bajaron por debajo de los cero grados centígrados y la aguanieve pasó a ser nieve, dando paso a un helado amanecer.

El área metropolitana de Monterrey, los diferentes puntos de la Sierra, y el área rural se pintaron de blanco.

Sin importar la caída del termómetro por debajo del punto de congelación, los regios salieron de casa a disfrutar del panorama invernal documentado con imágenes y selfies en redes sociales.

La temperatura más baja tuvo lugar en la cabecera municipal de Bustamante, con -7.7 grados centígrados.

En los parabrisas de los coches, plantas, y demás objetivos al exterior, se podía observar la acumulación de hielo.

San Nicolás registró una temperatura de -4.4°; siguiéndole Apodaca, con -4.2°; y Zuazua, Salinas Victoria, García, Escobedo, Ciénega, el Aeropuerto Internacional de Monterrey, y el Aeropuerto del Norte, con -4°.

Asimismo, Puebla Serna, con -3.9°: Pesquería y el Obispado, con -3.8°; Santa Catarina, con -3.6°; San Pedro, Juárez, con -3.5°; Guadalupe, con -3.4°;  Hidalgo y El Carmen, con -3°; Cadereyta, con-2.6°; y Santiago, con -1.6°.

Sin embargo, la sensación térmica fue mucho menor, con -12º en Ciénega y Zuazua; -11° en Pesquería; -10° en el Aeropuerto Internacional, Aeropuerto del Norte, Apodaca, y Salinas Victoria;  -9° en Hidalgo, El Carmen, Escobedo, San Nicolás, Guadalupe, Juárez, Cadereyta;  -8° en San Bernabé, Obispado, Santa Catarina, San Pedro, y Pueblo Serena; y -5° Santiago.

Adicional a ello, un magaapagaón al norte del país afectó a más de 4.7 millones de usuarios, principalmente en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

Las temperaturas por debajo del grado de congelación provocaron la suspensión del suministro de gas y su vez de luz desde tempranas horas, restableciéndose poco a poco, por la tarde noche

Usuarios de distintos puntos de la ciudad reportaron la calta de energía eléctrica.

“Ante el recrudecimiento de las temperaturas extremas en los Estados Unidos y particularmente en Texas donde una parte de la población no cuenta hoy con electricidad, comenzaron cortes significativos de suministro de gas por congelamiento de ductos, en la zona norte del país”.

“Se registraron cortes de energía eléctrica en amplios sectores de Nuevo León, incluyendo a la ciudad de Monterrey debido a probables fallas en Centrales Eléctricas por la tormenta invernal”.

“De los 7, 177, 549 usuarios que se tienen en la región norte del país, resultaron afectados 4, 766, 901 usuarios”.

Múltiples comercios se vieron obligados a cerrar sus puertas, en tanto que el gobierno estatal reiteró el llamado a no salir de casa para evitar enfermedades respiratorias o casos de hipotermia.

“La hipotermia es la temperatura corporal por debajo de los 35 grados centígrados y ésta se presenta cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que produce, lo que provoca una peligrosa disminución de la temperatura corporal”.

Se prevé que este fin de semana se presente un escenario similar por la llegada del frente frio No 35 y la décima tormenta invernal.

A manera de romper la cadena de contagios en ascenso, las autoridades de Salud recomendaron quedarse en casa y cerrar establecimientos no esenciales; sin embargo, pocos acataron la disposición.

Con el paso de los días el virus se fue expandiendo sin control por todos los municipios de la entidad, mientras que las restricciones se iban endureciendo al grado de suspender también actividades esenciales en fines de semana; aun así, la población permaneció en las calles.

Contrario a ello, la caída en el termómetro ante la llegada del frente frio No 35 y la novena tormenta invernal, el pasado domingo, dejó calles desoladas.

Los valores en el termómetro rondaron entre los -4 y -7 grados centígrados, obligando a todos, ahora sí, a permanecer en sus hogares.

Escenario que se prolongó al lunes y martes, luego que al frio se sumara una megaapagón, así como cortes en el servicio de agua y gas.

La falta de energía eléctrica propició el cierre de empresas, negocios y suspensión de actividades de todo tipo.

Manuel de la O Cavazos, Secretario de Salud en el Estado, indicó que la movilidad fue casi nula, incluso menor al 10 por ciento.

Situación que se vio reflejada en la incidencia de infectados, hospitalizaciones y fallecimientos a causa del SarsCov 2.

“Se redujo la movilidad en más de un 90 por ciento, casi no hay personas en las calles, las plazas están vacías, los parques vacíos”.

“Ahorita no andan en Zaragoza, aquí en la Macroplaza, nos ayudó el clima, esto nos ayuda a salir más pronto de la pandemia”, manifestó.

Ejemplo de ello el hecho que se presentaran apenas 249 positivos, la cifra más baja en los últimos meses.

Las hospitalizaciones se ubicaron en el orden de las mil 136, de las cuales 346 cuentan con apoyo ventilatorio.

Las defunciones reportadas fueron 42, con lo que la cifra acumulada llegó a 8 mil 468.

“Tuvimos menos contagios de Covid, se preguntarán ¿y por qué tan pronto doctor?, pues porque la gente no salió, la gente tiene frío, no fue a hacerse la prueba y tenemos pocos contagios”, refirió.

“Sigan cuidándose, hoy casi no hay movilidad, la gran mayoría de las personas están en su casa y, bueno, no hay que exponerse”.

Desde la tarde del domingo, dio inicio la baja en las temperaturas a lo que le siguió la caída de aguanieve en algunos puntos.

Según los reportes de Protección Civil Nuevo León, a las 20: 45 horas empezó a caer aguanieve en la zona sur y centro de San Pedro.

Minutos más tarde, a las 20: 57 horas, fue el turno de la cabecera municipal de Vallecillo; y a las 21: 00 horas al sur de Monterrey.

Para la mañana del lunes, las temperaturas bajaron por debajo de los cero grados centígrados y la aguanieve pasó a ser nieve, dando paso a un helado amanecer.

El área metropolitana de Monterrey, los diferentes puntos de la Sierra, y el área rural se pintaron de blanco.

Sin importar la caída del termómetro por debajo del punto de congelación, los regios salieron de casa a disfrutar del panorama invernal documentado con imágenes y selfies en redes sociales.

La temperatura más baja tuvo lugar en la cabecera municipal de Bustamante, con -7.7 grados centígrados.

En los parabrisas de los coches, plantas, y demás objetivos al exterior, se podía observar la acumulación de hielo.

San Nicolás registró una temperatura de -4.4°; siguiéndole Apodaca, con -4.2°; y Zuazua, Salinas Victoria, García, Escobedo, Ciénega, el Aeropuerto Internacional de Monterrey, y el Aeropuerto del Norte, con -4°.

Asimismo, Puebla Serna, con -3.9°: Pesquería y el Obispado, con -3.8°; Santa Catarina, con -3.6°; San Pedro, Juárez, con -3.5°; Guadalupe, con -3.4°; Hidalgo y El Carmen, con -3°; Cadereyta, con-2.6°; y Santiago, con -1.6°.

Sin embargo, la sensación térmica fue mucho menor, con -12º en Ciénega y Zuazua; -11° en Pesquería; -10° en el Aeropuerto Internacional, Aeropuerto del Norte, Apodaca, y Salinas Victoria; -9° en Hidalgo, El Carmen, Escobedo, San Nicolás, Guadalupe, Juárez, Cadereyta; -8° en San Bernabé, Obispado, Santa Catarina, San Pedro, y Pueblo Serena; y -5° Santiago.

Adicional a ello, un magaapagaón al norte del país afectó a más de 4.7 millones de usuarios, principalmente en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

Las temperaturas por debajo del grado de congelación provocaron la suspensión del suministro de gas y su vez de luz desde tempranas horas, restableciéndose poco a poco, por la tarde noche

Usuarios de distintos puntos de la ciudad reportaron la calta de energía eléctrica.

“Ante el recrudecimiento de las temperaturas extremas en los Estados Unidos y particularmente en Texas donde una parte de la población no cuenta hoy con electricidad, comenzaron cortes significativos de suministro de gas por congelamiento de ductos, en la zona norte del país”.

“Se registraron cortes de energía eléctrica en amplios sectores de Nuevo León, incluyendo a la ciudad de Monterrey debido a probables fallas en Centrales Eléctricas por la tormenta invernal”.

“De los 7, 177, 549 usuarios que se tienen en la región norte del país, resultaron afectados 4, 766, 901 usuarios”.

Múltiples comercios se vieron obligados a cerrar sus puertas, en tanto que el gobierno estatal reiteró el llamado a no salir de casa para evitar enfermedades respiratorias o casos de hipotermia.

“La hipotermia es la temperatura corporal por debajo de los 35 grados centígrados y ésta se presenta cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que produce, lo que provoca una peligrosa disminución de la temperatura corporal”.

Se prevé que este fin de semana se presente un escenario similar por la llegada del frente frio No 35 y la décima tormenta invernal.