Luis Enrique Santander fue protagonista en el duelo entre Necaxa y Rayados de Monterrey, aunque no solo debido a una polémica arbitral, sino al sufrir una peculiar caída durante el encuentro disputado en el Estadio Victoria.

Todo ocurrió en los primeros minutos del complemento, cuando Santander, en su intento de evitar ser golpeado por el balón, hizo un movimiento con el que terminó sentado en el césped, lo que provocó las risas de los comentaristas.

El árbitro se paró de inmediato con una sonrisa en la cara, burlándose de su propia desgracia, al tiempo que pedía el esférico para volver a retomar la actividad en el partido. 

Santander vuelve a causar polémica 

Su caída no fue lo único en lo que Luis Enrique Santander causó polémica en el duelo entre Necaxa y Rayados, pues también lo hizo por un par de decisiones que tomó hacia el final del encuentro que pudieron haber cambiado el resultado final. 

Y es que el árbitro decidió no marcar lo que parecía un penal sobre Alfonso González, mientras que también decidió no dar por bueno un disparo de Rayados en el que parecía que el balón cruzó la línea de gol por completo. 

También hubo polémica en el gol del empate para Necaxa, pues bien se pudo haber marcado una posición adelanta de un jugador que pudo influir en la jugada, tal y como se ha sancionado en otros partidos; no obstante, Santander lo validó. 

Santander, criticado desde la jornada anterior

Luis Enrique Santander ya había sido muy criticado desde la jornada anterior por su actuación en el duelo entre Toluca y Pumas, donde anuló un gol a los universitarios que parecía legítimo. 

Sin embargo, y pese a las críticas de aficionados y medios de comunicación, la Comisión de Árbitros presidida por Arturo Brizio, le dio doble designación para esta jornada del Guard1anes 2021. 

Y es que además de arbitrar el Necaxa vs RayadosSantander también estará presente en el duelo entre Querétaro y Puebla como parte del equipo del VAR.