La Auditoría Superior de la Federación determinó que no hubo daño ni quebranto al erario de la federación por la implementación del programa Crédito Ganadero a la Palabra de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Luego de que diversos actores políticos de Zacatecas afirmaran que se habían utilizado indebidamente recursos públicos la Auditoría Superior de la Federación señaló que es completamente falso, de acuerdo con su investigación.

La ASF entregó este sábado 20 de febrero a la Cámara de Diputados la revisión del ejercicio fiscal 2019 en la que determinó que se cumplió con el objetivo de incrementar la productividad de los pequeños productores pecuarios a la vez que esos apoyos en especie y acciones de capitalización abonaron a la productividad integral sustentable.

No se halló afectación a fianzas

En el informe se insiste que no se encontró afectación a las finanzas del Estado mexicano y por el contrario se pudo fiscalizar a fondo cada uno de los procesos administrativos y financieros en el programa que coordina David Monreal Ávila.

La Auditoría al Crédito Ganadero a la Palabra también determinó que se cumplieron los objetivos en materia financiera y cumplimiento de la normatividad.

Recomendaciones a SADER son mínimas

Finalmente, la ASF hizo recomendaciones a la SADER para que mejore sus sistemas y procedimientos con el fin de perfeccionar la operación del programa e iniciar un proceso administrativo a los agentes técnicos encargados de proporcionar las unidades pecuarias al Gobierno de México para determinar su responsabilidad por omisión de documentos que podrían considerarse “faltas no graves”.

En la Auditoría únicamente resultaron tres observaciones correctivas para solventar y una preventiva y no se emitió ninguna observación de fincamiento de responsabilidad.