Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno alcanzó un acuerdo entre Pemex y la empresa brasileña Odebrecht para reponer el daño causado al erario público por los actos de corrupción durante los gobiernos de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, cuando directivos de la constructora sobornaron a funcionarios para obtener contratos de obras públicas.

Con las nuevas condiciones de entendimiento entre Pemex y Odebrecht, el gobierno federal se ahorrará más de 13 mil millones de pesos por el suministro de gas etano.

En su conferencia mañanera de este 3 de marzo, el Presidente dijo que pese a que se siguen los procesos judiciales correspondientes por las “irregularidades” detectadas en México por parte de Odebrecht, su gobierno también tiene como prioridad recuperar los recursos desviados y poner fin a las condiciones de abuso en los contratos firmados por las administraciones anteriores. El acuerdo se concentra en el suministro de gas etano y la eliminación de cláusulas que suponían penalizaciones para México.

De acuerdo con el director de Pemex, Octavio Romero, el acuerdo firmado con Oderebrecht supone un ahorro de más de 13 mil 749 millones de pesos para el gobierno de México debido a que, entre otras cosas, se acepta que Pemex no pague los montos acumulados por penalizaciones 2019 y 2020 por el no cumplimiento del contrato original.

Además, Pemex logró reducir a la mitad el número de barriles acordados para el suministro diario de barriles de gas etano a Odebrecht, al pasar de 66 mil barriles por 20 años a sólo 33 mil barriles por los próximos 3 años.

A partir de 2024 ya no hay obligación de suministro por parte de Pemex. Otro de los acuerdos establece que el precio del gas etano se establece en el 100 por ciento de la referencia de precio internacional, cuando los términos originales del contrato señalaban que el gas debía comprarse a un 30 por ciento del precio de referencia internacional.

Fotografía: Cuartoscuro