Por Francisco Tijerina Elguezabal

“Las frases concisas son como clavos afilados

que clavan la verdad en nuestra memoria”

Denis Diderot

Expresión de rancho, aquella que ante un hecho inusitado o la declaración rimbombante de un personaje, responde con sorna: “Muy bonito y muy curioso”.

La declaración del alcalde de San Pedro, Miguel Treviño, de que ya han diseñado todo un operativo para montar dos centros drive-thru y otro más para personas a pie para la aplicación de las vacunas contra el Covid-19 suenan exactamente así: muy bonito y muy curioso.

Muy bonito, porque eso es precisamente lo que se precisa para agilizar la inoculación de los adultos mayores en esta etapa, evitando molestias, filas y la tremenda desorganización que se aprecia un día sí y otro también en todos los sitios en donde hasta el momento se han programado las jornadas.

Porque no es igual hacer fila sentado en el coche, con música y clima, que hacerlo en una banqueta a plena luz del sol durante varias horas.

Suena muy bonita toda esa logística en la que además te dicen que levantarán un censo por distintas vías y lo emplearán para, independientemente del registro que ya tiene el gobierno federal, movilizar a la ciudadanía organizándola para evitar aglomeraciones.

Sí, pero también suena muy curioso y se aprecia sumamente difícil, casi imposible, que quienes hoy manejan el programa de vacunación le cedan, así nada más porque sí, el control del asunto al alcalde sampetrino y sus huestes y por muy bonito que parezca su estrategia le permitan implementarla.

Más curioso suena el hecho de que no podemos soslayar que Miguel Treviño es alcalde, pero también candidato a reelegirse, de manera que diese la impresión de que el aspirante está aprovechando la pretendida acción del Edil para atraer reflectores y votos para la próxima elección.

“Es su responsabilidad” dirán algunos y en ello tienen razón, pero si ese es el punto, no hay necesidad de tronar cohetes, aventar confeti, sonar la música y echarse encima todo el tarro de crema anunciando una idea que hasta el momento no pasa de ser eso, una idea que falta ver que los encargados de la vacunación, que no son otros que los representantes del gobierno federal, le compren.

¿Muy bonito? Sí, reiteramos, pero ¿muy curioso? Sí, también refrendamos, porque da la impresión de aprovechar la coyuntura para lanzar un anuncio espectacular y con él atraer reflectores.

En todo caso se le quitará lo curioso cuando Miguel nos avise que ya le aceptaron su propuesta y conseguirá su velado objetivo cuando informe que de tan bueno, lo implementarán en otras ciudades del país.

¡Muy bonito y muy curioso!

ftijerin@rtvnews.com