El Municipio de Escobedo continúa aplicando programas y, además, exportándolos. En esta ocasión lo hizo con el Municipio de Chihuahua. Las estrategias que la administración municipal de Escobedo ha implementado en el tema de protección de niñas, niños y adolescentes, a través del Centro “Calli” y de la implementación del modelo Barnahus, han llamado la atención fuera del estado, e interesaron para ser aplicadas al Ayuntamiento de Chihuahua.

Antonio Quiroga Chapa, Encargado del Despacho de la Presidencia de Escobedo, explicó que este programa consiste en que los profesionales que intervienen en una situación de abuso o maltrato se coordinen bajo el mismo techo y con ello evitar la revictimización.