El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, afirmó que serán los consumidores mexicanos quienes terminen por pagar lo que dijo, será los precios de la reforma a la Ley de Industria Eléctrica que fue promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante el foro virtual, el titular del CCEaseguró que la reforma que fue avalada por el Congreso de México no provocará un aumento en las tarifas de la electricidad, pero sí un alza a las empresas debido a un costo implícito del 26 por ciento, con respecto a la generación de energía por parte de la CFE frente a la iniciativa privada.

Hacienda tendrá que subsidiar sobreprecio, advierte CCE

Al respecto, Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, señaló que el sobreprecio que se genere deberá ser financiado o subsidiado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Cualquiera de las 2 alternativas que se seleccione tendrán un impacto en los consumidores finales. El consumidor tendrá que pagar vía precios ese pantalón que le va a salir más caro, esa camisa, ese bien que va a comprar (…) porque la electricidad para producirlo será más cara.”

Así lo indicó el presidente del CCE al considerar que, si bien es necesario que la electricidad tenga costos menores, advirtió que las bajas no deben ser sólo para los hogares, sino para todos los sectores, incluyendo a los pequeños comercios, negocios informales, empresas medianas y grandes.

Sobre lo ocurrido en el Senado de México, que aprobó en lo general y lo particular la reforma a la Ley de Industria Eléctrica, Salazar Lomelín acusó que los legisladores no permitieron que el sector privado expusiera sus argumentos técnicos y económicos.

Finalmente, dijo que la “soberanía no se obtiene con retórica”, sino a partir de una sociedad suficientemente eficaz que optimice sus recursos y a su vez, genere debates para encontrar las mejores decisiones.

El Senado aprobó la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, planteada como iniciativa preferente por el presidente López Obrador para priorizar el despacho energético de la Comisión Federal de Electricidad.

Fotografía: Victoria Valtierra-Cuartoscuro