Los ensayos clínicos de la vacuna terapéutica HTI contra el VIH, que es desarrollada por AELIX Therapeutics, han arrojado resultados que muestran que el fármaco logra una respuesta inmunitaria que mejora el control del virus cuando se retira el tratamiento antirretroviral.

De acuerdo con lo informado en un comunicado del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, las vacunas terapéuticas HTI en combinación con otros fármacos podría ayudar a contener el virus sin necesidad de recibir un tratamiento antirretroviral crónico como el actual.

Al señalar que actualmente las personas que viven con el VIH deben tomar a diario el tratamiento antirretroviral, el comunicado destaca que los resultados del ensayo clínico de la vacuna demuestran que tiene la capacidad de “educar el sistema inmunitario” para mejorar la respuesta contra el virus.

Participantes de ensayos de vacuna pudieron dejar antirretrovirales por 6 meses

Sobre los estudios que se han realizado sobre el fármaco, se destaca que una vez administrado, los participantes de los ensayos interrumpieron temporalmente el tratamiento antirretroviral y se miden los niveles de virus en la sangre de forma semanal durante seis meses.

Con ello, se pudo observar que la vacuna es segura, además de que los pacientes desarrollan una respuesta inmunitaria que se relaciona de manera directa con el tiempo que la persona se mantuvo sin tratamiento antirretroviral.

Lo anterior debido a que se observó que el 40% de los que recibieron la vacuna, consiguieron estar 6 meses sin tratamiento, a diferencia del grupo que recibió el placebo, en el que todos excepto uno, tuvieron que reiniciar el tratamiento antes de las doce semanas.

Ensayos de vacuna se suspendieron por pandemia de Covid-19

Al respecto, Beatriz Mothe, investigadora asociada de IrsiCaixa y coinventora de la vacuna HTI junto con Christian Brander y Anuska Llano, declaró que se concentraron en estudiar qué partes del virus atacaba el sistema inmunitario, para poder simular su respuesta de manera artificial.

“Identificamos partes vulnerables del virus y diseñamos la vacuna HTI, que expresa estas regiones del virus”

De la misma forma, se explicó que el seguimiento de los pacientes duró casi 3 años y se finalizó durante la pandemia de Covid-19, pues se trató de un hecho que representó un gran reto tanto para los participantes como para los investigadores.

El ensayo clínico, llamado AELIX-002, incluyó únicamente a personas a las que se les había detectado la infección por el VIH de forma precoz y que habían comenzado a recibir el tratamiento muy rápidamente, gracias al circuito facilitado conjuntamente por BCN Checkpoint y FLS.

Fotografía: Archivo Cuartoscuro