Por Javier Treviño

@javier_trevino

La nueva era de confianza: Biden-Harris

Las prioridades y acciones de política exterior, en los primeros 50 días del gobierno de Joe Biden, hablan por sí solas. En México debemos leer entre líneas y entender las lecciones del inicio de la nueva administración estadounidense.

El Secretario de Estado, Antony Blinken, estuvo el miércoles 10 de marzo en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. Describió los objetivos y prioridades de política exterior de la administración Biden-Harris. También señaló los pasos que están dando para lograrlos.

Blinken les dijo a los Congresistas que su compromiso era trabajar con ellos tanto en el despegue como en el aterrizaje de las políticas. Sabe muy bien la importancia de vincular la política exterior con la política interna. Tiene como propósito iniciar una nueva era de confianza, cooperación y entendimiento entre los poderes Ejecutivo y Legislativo. No será fácil.

Biden y Blinken creen firmemente en el trabajo con el Congreso, porque de ahí vienen. Ahí estuvieron los dos, uno como Senador y el otro como experto en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Cuando escuché el mensaje de Blinken, me llamó la atención su convicción. Cree en tres principios muy poderosos:

1. “La administración Biden-Harris ha establecido las prioridades de política exterior haciendo una pregunta simple, y es la que nos motiva todos los días: ¿qué significará esta política para los trabajadores y las familias estadounidenses?”

2. “El Presidente ha dejado claro que lideraremos con diplomacia, porque es la mejor manera de enfrentar los desafíos de hoy”.

3. “Por encima de todo, estamos decididos a responsabilizarnos por una única medida de éxito global: ¿estamos obteniendo resultados para el pueblo estadounidense?”

Con base en estos tres principios Blinken dijo a los Congresistas claramente cuáles son las prioridades de la política exterior estadounidense:

1. Detener el COVID-19 y fortalecer la seguridad sanitaria mundial, para que una crisis como ésta nunca vuelva a suceder.

2. Construir una economía global más estable e inclusiva, que brinde seguridad y oportunidades a tantos estadounidenses como sea posible.

3. Renovar la democracia en su país y en el extranjero, porque las democracias fuertes son: a) más estables, más abiertas, más comprometidas con los derechos humanos, b) menos propensas a los conflictos y c) un mercado más confiable para los bienes y servicios estadounidenses.

4. Trabajar para crear un sistema de inmigración humano y eficaz, porque las fronteras sólidas son fundamentales para su seguridad nacional y la bienvenida a los inmigrantes es fundamental para su identidad nacional.

5. Revitalizar los lazos de Estados Unidos con aliados y socios, porque estas relaciones son multiplicadores de fuerza y un activo único para los Estados Unidos.

6. Enfrentar la crisis climática e impulsar una revolución de la energía verde, porque abordar eficazmente el cambio climático es esencial para la salud, la economía, la seguridad y la integridad del planeta.

7. Asegurar el liderazgo estadounidense en tecnología, porque es fundamental para prosperar en la economía global y porque Estados Unidos necesita fortalecer su defensa contra los que la usan mal.

8. Gestionar la relación con China, lo que será la mayor prueba geopolítica del siglo XXI.

Pero el equipo de Joe Biden no se queda atorado en la ideología, ni en el discurso, ni en la retórica. Donde ponen las prioridades ponen también las acciones:

1. Sobre COVID-19: involucraron de nuevo a la Organización Mundial de la Salud y contribuyeron con 2 mil millones de dólares iniciales a COVAX, la iniciativa de vacunación.

2. Sobre el clima: regresaron al Acuerdo de París y anunciaron una Cumbre de Líderes sobre el Clima, que se llevará a cabo el Día de la Tierra, el 22 de abril.

3. Sobre sus aliados y socios: celebraron la primera reunión ministerial del Diálogo de Seguridad entre Estados Unidos, Japón, Australia e India. Hoy celebrarán una cumbre a nivel de líderes. Detuvieron la retirada planificada de tropas de Alemania en espera de una revisión del Departamento de Defensa. Blinken hizo su primer viaje virtual como secretario a Canadá y a México. La próxima semana, junto con el el secretario Austin, viajará a Japón y Corea del Sur.

4. Sobre inmigración: anularon las prohibiciones discriminatorias de viajes a los musulmanes y africanos. Rescindieron la Orden Ejecutiva de tolerancia cero sobre la separación de familias migrantes. Y enviaron la iniciativa de Ley de Ciudadanía de 2021 al Congreso para modernizar su sistema de inmigración.

5. Sobre refugiados y políticas de asilo: anularon las órdenes ejecutivas perjudiciales sobre el reasentamiento de refugiados y anunciaron un nuevo objetivo de admisión de refugiados, de 125,000 para el año fiscal 2022. Suspendieron los Acuerdos de Cooperación de Asilo con los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala. Restablecieron la salida forzada diferida a los liberianos y otorgaron estatus de protección temporal a los venezolanos que ya se encuentran en los Estados Unidos.

6. Sobre democracia y derechos humanos: Estados Unidos se unió al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, como observadores. Pusieron en vigencia la proclamación presidencial de que la diplomacia estadounidense protege los derechos humanos de las personas LGBTQI en todo el mundo. Publicaron el informe Khashoggi. Evitarán que las personas que participaron en actividades extraterritoriales contra disidentes en nombre de un gobierno extranjero ingresen a Estados Unidos. Impusieron sanciones a Rusia por el envenenamiento y la detención de Alexei Navalny. Impusieron sanciones en respuesta al golpe militar en Birmania.

7. Sobre salud pública: Blinken dijo que anularon la “Mexico City Policy”, dando prioridad a la salud sexual y reproductiva, incluida la financiación del Fondo de Población de las Naciones Unidas. La llamada “Mexico City Policy” era una política de Estados Unidos que estipulaba que todas las organizaciones no gubernamentales que reciben fondos federales debían abstenerse de promover o realizar servicios relacionados con el aborto en otros países.

8. Sobre la no proliferación: prorrogaron el nuevo tratado START con Rusia por cinco años y relanzaron la iniciativa diplomática con sus aliados europeos más cercanos para que Irán vuelva a cumplir con el Plan de Acción Integral Conjunto en materia nuclear.

9. Sobre la diplomacia de los conflictos: suspendieron la venta de armas ofensivas a Arabia Saudita y nombraron a un enviado especial para dirigir los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la guerra en Yemen. Revocaron las designaciones de los hutíes como una organización terrorista extranjera para permitir la asistencia urgente en su crisis humanitaria. Impulsaron los esfuerzos diplomáticos en Afganistán antes de la fecha límite del 1 de mayo.

10. Sobre el fortalecimiento del Departamento de Estado: Blinken dijo que han invertido en la diversidad y la inclusión para tener una fuerza diplomática que refleje la diversidad de Estados Unidos. Dijo que están enfocados en la responsabilidad y la transparencia, que modernizarán y reconstruirán el activo diplomático, para que su equipo en todo el mundo tenga las herramientas y el apoyo para hacer su trabajo.

Además de escuchar principios, prioridades y acciones, los Congresistas se concentraron en dos temas: Irán y China. Blinken le dijo al Congreso que espere firmeza hacia Irán y China sobre cuestiones nucleares y de derechos humanos. Estará en Alaska la próxima semana para reunirse con funcionarios chinos de alto nivel. No va a hacer concesiones a Irán.

Son apenas los primeros 50 días de un nuevo gobierno. Con el tiempo, la política exterior de Joe Biden se estará complicando, sin duda. Blinken tuvo éxito al vender su visión tanto a Republicanos como Demócratas. Planea desafiar ahora la creciente influencia de Rusia y China en las democracias de diversas regiones, incluyendo América Latina.

Aunque la Secretaría de Relaciones Exteriores de México está muy ocupada con las vacunas, debería entender los mensajes que vienen desde Estados Unidos.