El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México aseguró que la aprobación del dictamen para la nueva Ley de la Fiscalía General de la República en el Senado, no es un logro ni un avance para los derechos de las víctimas.

Este 17 de marzo, el Senado aprobó un dictamen mediante el cual se expide la Ley de la FGR y se abroga la Ley Orgánica anterior; sucedió en medio de protestas de grupos de víctimas que solicitaron un proceso amplio e incluyente de diálogo sobre los cambios que se proponían. Sin embargo, el parlamento abierto fue negado y los colectivos de familias acusaron que no se respetó su derecho a participar.

“El Senado ignoró el estándar y derecho de participación que hemos conseguido en otras legislaciones, y se negó a habilitar una discusión abierta a los diversos sectores de la sociedad que permitiera verdaderamente construir una propuesta para fortalecer el sistema de justicia que este país requiere.”

Movimiento por Nuestros Desaparecidos

Reconocieron que, por las exigencias de familias de víctimas, organizaciones civiles, organismos internacionales y otras autoridades, consiguieron evitar regresiones en materia de participación, acceso a la justicia y derechos de víctimas, en particular, sobre la búsqueda de personas.

Persisten preocupaciones para las víctimas con nueva ley de la FGR

A pesar de que las familias consiguieron que la FGR continuará como miembro del Sistema Nacional de Búsqueda, señalaron que hay otros puntos que preocupan como la ambigüedad de las obligaciones de la Fiscalía como integrante de sistemas colegiados “ya que están sujetas a la interpretación que se dé sobre la autonomía”.

Asimismo, explicaron que las modificaciones aprobadas siguen una lógica de restricción al derecho de las víctimas a participar en la planeación de la investigación y deroga derechos como brindar información sobre actos de investigación o a presentar peritajes independientes.

También persiste el modelo de que los Servicios Periciales siguen expuestos a presiones de los Ministerios Públicos; se le otorgan facultades a la Guardia Nacional como Auxiliar del Ministerio Público; y se eliminaron mecanismos de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana en la designación de los titulares de las Fiscalías Especializadas.

“Las familias de personas desaparecidas continuaremos exigiendo lo que por derecho nos corresponde para encontrar a nuestros familiares, justicia y verdad. La autonomía de la Fiscalía debe ser un atributo que le permita realizar un trabajo independiente, profesional y efectivo con resultados a las investigaciones y a las víctimas; no como una excusa para desvincularse, incumplir sus obligaciones y trabajar de espalda a las víctimas.”

Movimiento por Nuestros Desaparecidos

Por ello, su petición ahora es a la Cámara de Diputados para que se realice un Parlamento Abierto y se escuche a los diferentes colectivos y organizaciones, quienes conocen en mejor medida el trabajo de la FGR, sus deficiencias y las necesidades para mejorar.

Senado aprueba nueva Ley de la FGR

Con 118 votos a favor, el Senado de la República aprobó en lo general las modificaciones del dictamen que expide la Ley de la Fiscalía General de la República, deroga la Ley Orgánica, y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de distintos ordenamientos.

Este dictamen había sido cuestionado y criticado por colectivos de familias con desaparecidos, organizaciones de la sociedad civil y las comisiones locales y nacional de búsqueda de personas; sin embargo, antes de la votación, los legisladores modificaron el documento con un adendum e incluir las demandas de los colectivos.

Entre las modificaciones se contempla que en el nombramiento del titular de la FGR deberá garantizarse el principio de paridad de género; se faculta a la Fiscalía a remitir al Congreso su opinión sobre las reformas y leyes que estén relacionadas con su competencia; y se crean unidades encargadas de investigación del delito como la creación de la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas.

La FGR quedó establecida como un órgano autónomo que abanderará la verdad y la justicia, la reparación integral del daño a las víctimas, con una estructura orgánica funcional y la creación de un Plan Estratégico de Procuración de Justicia que determinará las estrategias para la investigación y persecución del delito.

Fotografía: Juan Carlos Cruz / Cuartoscuro