La decisión en Hong Kong de no mostrar una fotografía políticamente controversial en una exposición en un museo y no transmitir los Premios de la Academia por primera vez en décadas ha llevado a temores sobre el control de Beijing contra el disenso en la ciudad que podría estar extendiéndose a las artes y el espectáculo.

Las autoridades de Hong Kong han emprendido medidas más enérgicas contra la oposición después de que Beijing impusiera una ley nacional de seguridad en la ciudad, arrestando importantes activistas prodemocracia y participantes en las manifestaciones contra el gobierno en 2019.

Los anuncios sobre los Oscar y la fotografía surgieron mientras la legislatura de China comenzó a deliberar para actualizar las leyes electorales de Hong Kong que darían más poder al comité dominado por los leales a Beijing.

Henry Tang, director de la Autoridad del Distrito Cultural del Oeste de Kowloon, dijo en una conferencia de prensa el lunes que no existen planes para que en inauguración del nuevo museo M+ de la ciudad se muestre una fotografía del artista disidente chino Ai Weiwei en la que exhibe su dedo medio en la plaza de Tiananmen en Beijing. La decisión desató temores sobre que la ley de seguridad no sólo será usada para silenciar a los disidentes, sino para intervenir en la libertad de expresión y arte.

Tang desestimó las sospechas sobre que el museo estaba bajo presión para retirar la fotografía, diciendo que nunca hubo planes de incluirla. El artista Ai no estaba disponible de momento para comentar sobre el caso.

La televisora pública TVB confirmó el lunes que no transmitirá los Premios de la Academia de este año, algo que no había ocurrido en décadas.

Un reporte de un diario local, The Standard, sugiere que comentarios críticos sobre China hechos previamente por la directora Chloe Zhao, nacida en Beijing y nominada por “Nomadland”, así como la nominación de un corto documental sobre las protestas en Hong Kong podrían estar relacionados con la decisión de no transmitir la ceremonia este año.

“TVB no tiene los derechos de transmisión para los Oscar 2021. Fue simplemente una decisión comercial por la que optamos por no buscar los Oscar este año”, dijo TVB en un comunicado.

Antiguos comentarios de Zhao en los que parecía criticar a China desataron escándalo en el país. Las búsquedas de “Nomadland” fueron bloqueadas en el internet chino, que es muy censurado y filtrado para retirar contenido que el gobierno considera políticamente sensible. La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, que representa los premios, no respondió de momento para dar sus comentarios al respecto.

Cambian de planes

A falta de un mes para que se celebre la gala de los Oscar, la Academia de Hollywood estudia un cambio de planes que permita a los nominados participar desde sus casas en el extranjero, ya que muchos países están experimentando nuevos picos de casos de coronavirus.

Después de indicar que sería imposible participar por videollamada, ahora los productores de la gala tendrán que buscar una forma de acomodar a los nominados de Europa y otras partes del mundo, donde la vacunación no avanza tan rápido como en Estados Unidos, aseguró una exclusiva del diario The Hollywood Reporter.

Hace unas semanas, la Academia envió una carta a todos los nominados donde anticipaba que las videollamadas no serían una opción viable para participar en la ceremonia del 25 de abril.

“Aquellos que no pueden asistir por problemas de horario o debido a la inquietud por viajar, queremos que sepan que no habrá opción de conectarse por videollamada. Haremos todo lo posible por brindar una velada segura y en persona para ustedes y para los millones de seguidores en todo el mundo”, afirmaron los productores Steven Soderbergh, Stacey Sher y Jesse Collins.

Pero el confinamiento impuesto en países como Francia a Italia, junto a la extensión de las restricciones de viaje internacional, impide que los Oscar sigan adelante con esa idea, que modificarán en una reunión inminente.