Por Federico Arreola.

@FedericoArreola

La columna de M.A. Kiavelo es la voz oficial, por así llamarla, de El Norte, de Monterrey —sí, el hermano mayor de Reforma, de la Ciudad de México—. Vale la pena analizar lo que este miércoles ahí se ha comentado acerca de la información que en tal diario se ha difundido acerca de una investigación que podría resultarle muy costosa, en términos electorales, al candidato del PRI a la presidencia municipal regiomontana, Francisco Cienfuegos. Cito la mencionada columna y la comento:

La sorpresa

Dice M.A. Kiavelo: “A muchos sorprendió que haya salido primero la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre el exgobernador Rodrigo Medina que la que dicen tener sobre Samuel García, contra quien aseguraban que vendría una denuncia demoledora esta misma semana”.

Mi comentario: Sin duda, todos esperábamos el golpe contra Samuel García, candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano. Inclusive lo esperaba el propio Samuel, quien se vacunó en un video en el que afirmó que ni él ni su familia han hecho nada indebido, por lo que, si se le ataca, se debe a que ya va en primer lugar en las encuestas. En realidad, el señor García no es el líder en los estudios demoscópicos, al menos no en los que considero más confiables en este proceso electoral, los de El Norte y El Heraldo de México. ¿Mejorará su posición con el nuevo escándalo de Medina, que sin duda afecta —imposible saber en qué medida— al candidato priista a gobernador, Adrián de la Garza? Ya se verá si (i) De la Garza pierde puntos y, en tal caso, cuántos, y (ii) si lo que pierda el abanderado del PRI se lo lleva Samuel o la candidata de Morena, Clara Luz Flores.

Chispitas

Dice M.A. Kiavelo: “A partir de que se reveló que la UIF trae en la mira a Medina, al ‘Golden Daddy’ y a sus hermanos, las alarmas se prendieron en los cuarteles de los priistas Adrián de la Garza y Francisco ‘Chispitas’ Cienfuegos… Y por lo menos en el caso del candidato a la alcaldía de Monterrey había razón de alarma, ya que nada tardó en salir a relucir que al interfecto, viejo amigazo de Medina, también le tienen un grueso expediente abierto y lo están investigado”.

Mi comentario: De mayor impacto en términos electorales que la nota de que se investiga al exgobernador Medina —así veo las cosas— es lo informado acerca de que la UIF también ha abierto, desde hace meses, una investigación contra Francisco Cienfuegos, candidato priista a la alcaldía de Monterrey. Si no aplica rápidamente una eficaz estrategia de control de daños, Cienfuegos dejará de estar en empate técnico con el candidato de Movimiento Ciudadano, Luis Donaldo Colosio Riojas. Difícilmente Cienfuegos se irá al tercer lugar, ya que el representante de Morena, Víctor Fuentes, simple y sencillamente no ha hecho una buena campaña. Como la elección de gobernador se decidirá en la ciudad capital, el hecho de que Colosio se quede en solitario con el primer lugar de las preferencias, beneficiará al candidato a gobernador de su partido, Samuel García, y perjudicará al priista Adrián de la Garza. ¿Beneficiará a la morenista Clara Luz Flores el escándalo de Cienfuegos? Dependerá de qué tanto dañe a De la Garza. El gran obstáculo para que Clara Luz avance radica en que Fuentes, su candidato en Monterrey, nomás no entusiasma a nadie.

¿También contra De la Garza?

Pregunta M.A. Kiavelo: La UIF ¿irá también contra Adrián de la Garza, candidato priista a gobernador, quien fue procurador en el gobierno de Medina?

Mi comentario: Se trata de una pregunta muy pertinente. Si la siguiente noticia escandalosa tuviera que ver con relaciones económicas de De la Garza con Rodrigo Medina, y si el control de daños no fuera el mejor, el PRI podría rezagarse notoriamente en las encuestas. Si con esto terminaran las denuncias contra las personas que buscan la gubernatura de Nuevo León, Samuel García se iría complemente en solitario rumbo a la meta, lo que le aseguraría la victoria en las votaciones. Clara Luz y Adrián terminarían, lejos del puntero, peleando por la segunda posición. Pero… 

¿Y Samuel?

Dice M.A. Kiavelo: “La segunda duda es si, luego de ir contra los priistas, ¿dirigirán los misiles de la UIF contra el propio Samuel?”.

Mi comentario: Se suponía que eso es lo que íbamos a conocer esta semana, es decir, un fuerte golpe contra el candidato a gobernador de MC. Si ocurriera, pero si solo fuera un periodicazo más, es decir, nada realmente relevante, y si además Samuel García se siguiera defendiendo correctamente —desde hace días se vacunó dando a conocer que según él, hay una investigación no basada en el derecho, sino en razones electorales—, entonces el anuncio de que se le está investigando no tendría mayor impacto negativo para García. Claro está, si las acusaciones fueran realmente serias, a pesar de su anticipado control de daños perdería puntos en las preferencias. ¿Quién se los quedaría? No veo ninguna razón para que las ganancias en este caso las obtenga el candidato del PRI, si no por otra cosa, porque ahora mismo está lastimado porque se le ha involucrado, otra vez, con la corrupción del exgobernador Medina. Algo de lo perdido por Samuel García sin duda lo recogería Clara Luz Flores, de Morena. ¿En qué medida ella se beneficiaría? Difícil saberlo, porque mucho del apoyo que ha hecho crecer a Samuel en las encuestas lo tenía Clara Luz y lo perdió en su primera batalla contra el PRI. El hecho es que, tal vez no en la cantidad que necesita, pero sí una parte de las preferencias que Samuel perdiera, en caso de que le estallara un escándalo, serían para Clara, quien volvería si no a la primera posición en las encuestas, sí a estar de nuevo en la competencia con posibilidades reales de ganar las votaciones.

El Norte, autonombrado árbitro electoral, amenaza anuncia campaña contra Abel

Dice M.A. Kiavelo: “Y ya encarrerados en los asegunes y el sospechosismo por el oportuno timing (para Morena) de tanto alboroto, ¿a poco la UIF o Hacienda no le tienen alguna bombita guardada al priista y Primer Damo de Escobedo con licencia, Abel Guerra, esposo de Clara Luz Flores? ¿Nada, nada, nada?…

Mi comentario: Abel Guerra, polémico personaje de la política nuevoleonesa, no es candidato. ¿Golpearlo para perjudicar a su esposa? Eso parece. Creo que El Norte se autonombrado árbitro electoral en Nuevo León; así las cosas, no descarto que sean los editores del periódico, y nadie más, quienes busquen emparejar la guerra de acusaciones publicando, pronto, alguna cosa contra el marido de Clara Luz. De hecho, hoy miércoles en su principal columna política da a conocer por dónde irá la campaña: habla de que el ataque a Adrián de la Garza, cuyo origen el periódico atribuye al gobierno federal, “puede que haya llegado tarde y, de retache, puede pegarle a Clara Luz Flores” porque en 2010 el exgobernador Medina fue testigo en la boda de la candidata de Morena con Abel. Es decir, el diario que en opinión del presidente AMLO juega a poner gobernadores, anuncia ya que se mete a la guerra sucia electoral. Todavía no podemos saber si a favor de Adrián de la Garza, del PRI, o de Samuel García de Morena. Lo único seguro es que El Norte juega contra Clara Luz Flores, de Morena. En Nuevo León no es un enemigo menos para la candidata del partido de izquierda. Tendrá que estar muy lista para que no la dañen los periodicazos que seguramente vienen contra su compañero, a quien los estrategas deberán diseñarle una estrategia que sí funcione para que los golpes le afecten solo a él.