Por Ricardo Pedraza.

@rickypedraza

¿Mala suerte o elección?

Salió ayer por la mañana una nota donde habla que el equipo de fútbol Rayados de Monterrey se fue a vacunar a la ciudad de Dallas donde les aplicaron la vacuna de Janssen o Johnson & Johnson un día antes de que se prohibiera su distribución en los Estados Unidos, ¿mala suerte o elección?

A muchos atletas de alto rendimiento en los Estados Unidos ya se les esta vacunando contra el Covid-19. Les aplican la vacuna que tengan disponible en la zona donde habitan y listo, no hay muchas preguntas que hacer.

Los Rayados han sufrido en esta y la última temporada, parones por contagios no deseados de COVID-19 entre sus jugadores y cuerpo técnico. No sé a ciencia cierta si son el equipo que más veces ha parado por ese tema, pero deben de estar entre los que más lo han hecho.

La vacuna Janssen o Johnson & Johnson, es la que suena ideal para las personas que no tienen la oportunidad de esperar un mes para una segunda aplicación debido a sus actividades laborales o como en el caso del Club de Futbol Monterrey para los que no son americanos y solo tienen tiempo de hacer un viaje a los Estados Unidos.

En Texas, ahora, está poniendo la vacuna a las personas que lo soliciten, sin hacer muchas preguntas. Si eres mayor de 16 años y puedes conseguir una cita, no importando que nacionalidad tengas o tu estatus legal en el país, puedes acceder a una vacuna. Seguramente los texanos saben que habrá muchas personas de otros países, sobre todo de México, que buscaran llegar a sus centros de vacunación a ponerse las vacunas que gran parte de su propia población desprecia.

La aplicación y distribución de la vacuna Janssen o Johnson & Johnson, ha sido detenida en los Estados Unidos por que 6 mujeres entre más de 6.8 millones de personas vacunadas. Pongámoslo en perspectiva numérica. La posibilidad de tener un coágulo para una mujer que toma pastillas anticonceptivas es de uno en mil. La posibilidad de que te caiga un rayo en los Estados Unidos es de uno en 700 mil en un año. La posibilidad de desarrollar un coágulo si te contagias de COVID-19 es de 1 en 16 casos. Esto quiere decir, que es más probable que te caiga un rayo a que se desarrolle un coágulo con la vacuna Janssen o Johnson & Johnson.

Después de la numeralia sería lógico que la ciencia le ganara a todo lo demás, pero no ha sido así. No lo fue en el caso de la vacuna de AstraZeneca y no lo está siendo en el caso de la vacuna Janssen o Johnson & Johnson.

El gran problema es que cualquier víctima mortal de la aplicación de las vacunas sería el de los organismos que las están administrando y en este momento son los gobiernos de los países. Ningún gobierno de ningún país quiere ahora que se les estén achacando más muertes, además de las víctimas del COVID-19. Es por eso por lo que ahora la política le está ganando a la ciencia.

Si las vacunas fueran distribuidas en farmacias o de manera comercial, seguramente se tendría mucho menos cuidado en la aplicación pues esta representa riesgo de la propia persona que las compro y decidió aplicárselas, ahora no se puede hacer eso.

¿Se volverán a aplicar las vacunas Janssen o Johnson & Johnson?

Si no se presentan más casos, muchos más casos, seguramente sí y en un corto periodo. Sobre todo, por la simpleza de la aplicación de esta vacuna.

¿Tienen algo que temer los Rayados del Monterrey?

Yo creo que no, y seguramente después de este problema los tendrán más observados que nunca. Al ser un equipo deportivo profesional, sus resultados, si son positivos, serán publicados para darle confianza a las personas que se aplicarán esta vacuna.

La verdad, será muy difícil que a los Rayados les vaya mal con esa vacuna y ahora estarán protegidos contra posibles contagios. A los que sí les fue mal fue a los Tigres, que mal que Samuel García los puso de ejemplo de la lucha contra el supuesto centralismo y el pacto federal pues si pasa lo que dijo que iba a pasar en el partido de futbol, esa salida no va a pasar nunca.

Si usted es de los mexicanos que viajó a Estados Unidos y se puso la vacuna Janssen o Johnson & Johnson para no ir dos veces, no se preocupe, las posibilidades de que le pase algo son bastante bajas. Lo que sí, es que vigile cualquier síntoma raro durante los próximos 15 a 20 días que es el tiempo en el que se supone que se pudieran presentar posibles efectos secundarios que pudieran estar relacionados con la aplicación de esta vacuna. Mientras tanto, ¡a cuidarse!