Shakira se encuentra metida en muy serios problemas con las autoridades de Hacienda,en España, que le siguen la pista desde hace ya varios meses para obligarla a cumplir con el pago de impuestos.

La Agencia Tributaria española confirmó en un informe remitido el miércoles 21 de abril al juzgado de Esplugues, en Barcelona, que Shakira cometió un fraude fiscal por 14.5 millones de euros (más de 346 millones de pesos mexicanos) a Hacienda entre los años 2012 y 2014.

Según las autoridades hacendarias, Shakira habría incurrido en esta defraudación al simular que no vivía en España y evitar así el pago de impuestos.

Defensa de Shakira y técnicos de Hacienda son citados por juez del caso

Shakira tiene una casa en la localidad de Esplugues de Llobregat, cerca de Barcelona, donde reside con su pareja, el futbolista Gerard Piqué, y sus dos hijos.

La defensa de la cantante nacida en Barranquilla, Colombia, afirma que su ocupada agenda de trabajo la obligó a vivir menos de 184 días en España y, por lo tanto, no tenía obligación de pagar impuestos en este país.

Sin embargo, el informe adicional que realizaron los técnicos de Hacienda sobre el caso afirma lo contrario.

Ante ello, la titular del Juzgado de instrucción número dos de Esplugues de Llobregat (Barcelona), citó a declarar para el próximo 8 de julio a los técnicos de Hacienda y a la defensa de Shakira para comparar las fechas y documentos presentados por la cantante, como su agenda o boletos de avión.

Shakira habría recurrido a un “entramado de sociedades” para cometer el fraude fiscal

Mientras esto ocurre, Carmen Martín, fiscal de asuntos económicos de Barcelona, se mantiene firme en la presunción del fraude fiscal que se le adjudica a la intérprete de ‘Waka waka’ y ‘Girl like me’:

“[Shakira] era residente fiscal en España y tenía la obligación de tributar por la totalidad de su renta mundial, con independencia del lugar donde se hubiera producido y cualquiera que fuese la residencia del pagador.”

Carmen Martín, fiscal de asuntos económicos de Barcelona

El Ministerio Fiscal reconoce que Shakira salió de España por cuestiones de ocio o por compromisos de trabajo, sin embargo, afirma que sus viajes fueron esporádicos entre 2012 y 2014, por lo que permaneció en España más de 183 días.

La Fiscalía sostiene que Shakira era consciente de que debía pagar impuestos, pero decidió evitarlo recurriendo a un “entramado de sociedades” con empresas domiciliadas en Islas Vírgenes británicas, las Islas Caimán, Malta, Panamá y Luxemburgo.

De esta forma, la cantante habría evitado el pago de más de 346 millones de pesos correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Patrimonio.

Con información de ABC Cataluña y EFE

Fotografía: @shakira